Más noticias

Transporte se declara en emergencia

<p>Los dueños de buses acordaron tomar medidas como restringir la circulación de unidades en las noches.</p>

/
Los transportistas se sienten desamparados por la delincuencia y la violencia que atacan a este sector y a sus usuarios y por eso ayer decidieron reunirse y declararse en estado de emergencia.En una reunión en las oficinas de Asomoproh (Asociación de Motoristas Profesionales de Honduras), los transportistas trataron varios asuntos, incluyendo el precio de los pasajes, la atención a los clientes y la preocupante situación por la ola de asaltos y ataques contra conductores, ayudantes y pasajeros de rapiditos, buses urbanos e interurbanos y taxistas.Carlos Andonie, presidente de Asomoproh, informó que están pasando momentos difíciles y por ello se han visto obligados a declararse en estado de emergencia.“Hemos decidido diseminar las unidades en varios barrios, que no se concentren muchas en un solo lugar, tomar medidas de seguridad, trabajar hasta ciertas horas de la noche después de las que ya no se brindará servicio, mandar los carros más esporádicamente, o sea con diferencia de tiempo para no exponernos a tanto peligro”.El dirigente expresó que las horas hasta las que trabajarán dependerán de cada empresa y la zona que cubran.Transporte nocturnoAl emprenderse estas acciones, la falta de transporte nocturno puede convertirse en un problema para los estudiantes que salen de clases por la noche.“Lo sentimos, pero ¿qué podemos hacer? Si quieren que trabajemos normalmente, que nos den seguridad”, dijo Andonie.El transportista reveló que Juan Carlos Bonilla, jefe de la Policía Nacional, se comunicó con ellos para conocer la situación del transporte en San Pedro Sula.“Hablé con el Tigre Bonilla y dijo que se va a hacer presente la próxima semana para que hablemos, pero no tenemos nada que decir sobre esta o aquella pandilla. Lo único que queremos es que nos den seguridad”.Sobre el cobro de extorsión, el transportista aseguró que es un problema que todos ya conocen y que persiste.“Claro que un montón de compañeros pagan extorsión”, reconoció.Ricardo Figueroa, director de la Unidad Técnica de Transporte Urbano de la Municipalidad, declaró que se debe trabajar integralmente para resolver el problema en el transporte. “Debemos formar un frente en el que unamos fuerzas para solucionar el problema de seguridad, que es algo general”.El pasado miércoles, los transportistas de la Ruta 1 fueron atacados en su punto de salida por desconocidos.Sobre este caso, Leonel Sauceda, jefe policial de San Pedro Sula, manifestó que están investigando el ataque. “Estamos haciendo todos los trabajos de investigación para dar con los responsables”, dijo.

Los transportistas se sienten desamparados por la delincuencia y la violencia que atacan a este sector y a sus usuarios y por eso ayer decidieron reunirse y declararse en estado de emergencia.

En una reunión en las oficinas de Asomoproh (Asociación de Motoristas Profesionales de Honduras), los transportistas trataron varios asuntos, incluyendo el precio de los pasajes, la atención a los clientes y la preocupante situación por la ola de asaltos y ataques contra conductores, ayudantes y pasajeros de rapiditos, buses urbanos e interurbanos y taxistas.

Carlos Andonie, presidente de Asomoproh, informó que están pasando momentos difíciles y por ello se han visto obligados a declararse en estado de emergencia.

“Hemos decidido diseminar las unidades en varios barrios, que no se concentren muchas en un solo lugar, tomar medidas de seguridad, trabajar hasta ciertas horas de la noche después de las que ya no se brindará servicio, mandar los carros más esporádicamente, o sea con diferencia de tiempo para no exponernos a tanto peligro”.

El dirigente expresó que las horas hasta las que trabajarán dependerán de cada empresa y la zona que cubran.

Transporte nocturno

Al emprenderse estas acciones, la falta de transporte nocturno puede convertirse en un problema para los estudiantes que salen de clases por la noche.

“Lo sentimos, pero ¿qué podemos hacer? Si quieren que trabajemos normalmente, que nos den seguridad”, dijo Andonie.

El transportista reveló que Juan Carlos Bonilla, jefe de la Policía Nacional, se comunicó con ellos para conocer la situación del transporte en San Pedro Sula.

“Hablé con el Tigre Bonilla y dijo que se va a hacer presente la próxima semana para que hablemos, pero no tenemos nada que decir sobre esta o aquella pandilla. Lo único que queremos es que nos den seguridad”.

Sobre el cobro de extorsión, el transportista aseguró que es un problema que todos ya conocen y que persiste.

“Claro que un montón de compañeros pagan extorsión”, reconoció.

Ricardo Figueroa, director de la Unidad Técnica de Transporte Urbano de la Municipalidad, declaró que se debe trabajar integralmente para resolver el problema en el transporte.
“Debemos formar un frente en el que unamos fuerzas para solucionar el problema de seguridad, que es algo general”.

El pasado miércoles, los transportistas de la Ruta 1 fueron atacados en su punto de salida por desconocidos.

Sobre este caso, Leonel Sauceda, jefe policial de San Pedro Sula, manifestó que están investigando el ataque. “Estamos haciendo todos los trabajos de investigación para dar con los responsables”, dijo.

San Pedro Sula,Tegucigalpa,Honduras,Diario La Prensa,laprensa.hn,La Prensa de Honduras,Noticias de Honduras,violencia,delincuencia,transportistas,ataque a rapidito,