Honduras San Pedro Sula
27 de Febrero de 2013

El Estado de Honduras ha sido cómplice de la corrupción: Marlon Escoto

02:16PM   - Redacción:  redaccion@laprensa.hn

L5,000 millones anuales se pagan a maestros que no trabajan, lamenta el ministro de Educación.

Un año ha pasado desde que Marlon Escoto tomó las riendas de la Secretaría de Educación, adonde ha encontrado altos niveles de corrupción que solo él se ha atrevido a denunciar. Recuperar la gobernabilidad en esa Secretaría ha sido uno de sus grandes éxitos; sin embargo, lamenta que el Estado haya sido cómplice de las cadenas de corrupción que se han tejido entre funcionarios, políticos, maestros y dirigentes magisteriales.

En una amplia entrevista concedida a LA PRENSA en el marco del lanzamiento del programa “La Educación Primero”, Escoto reveló la podredumbre que existe en el sector, como los enfrentamientos con grupos políticos por despidos, el desinterés por los niños por parte de la dirigencia magisterial, abandono de plazas, chantajes, desinformación, pagos a docentes que no trabajan, directores que no dan clases, adulteraciones en matrícula, irregularidades en el crecimiento vegetativo, venta de plazas y venta de material pedagógico, entre otras cosas.

-¿Qué es lo más importante que ha hecho en este año?

Recuperar la gobernabilidad y construir sobre ella. Los resultados después de la primera evaluación que hicimos en noviembre de 2012 en cuanto a deserción y reprobación ha mejorado la calidad educativa. En español se mejoró y se pasó la meta Educación Para Todos (EFA) que estaba establecida. En matemáticas se llegó hasta 57% de 60. Si el sistema se mantiene así, estable, vamos a tener que seguir trabajando para apagar fuegos donde se van encendiendo.

-¿Hará más evaluaciones en 2013?

Haremos cuatro intervenciones al sistema educativo para ver cómo evoluciona la deserción y la reprobación. Seguimos trabajando en cobertura revisando adónde están y adónde deberían estar los profesores, a esto lo llamamos reubicación. Hay zonas como Comayagua y Santa Bárbara adonde hemos encontrado a 500 profesores que no tienen niños, pero han tenido la plaza y han cobrado. Se les ha pagado. Estimamos cerca de tres mil maestros en las mismas condiciones en todo el país.

-¿Qué van a hacer con esos tres mil maestros?

Quedan disponibles para cubrir espacios que antes no estábamos necesitando; con eso vamos a mejorar la cobertura, son los mismos que tiene el sistema, solo que hay que ponerlos a trabajar. Sin gobernabilidad no se puede promover nada.

-¿Qué es lo que más le ha costado en el año que lleva en Educación?

Enfrentar a los grupos políticos; al inicio que se tomó la decisión de separar a algunos directores departamentales, los primeros que reaccionaron fueron los diputados de cada departamento y los miembros de las bancadas de los partidos políticos. Frente a eso, el Presidente se mantuvo y dijo que íbamos a seguir. Después fue bajando la confrontación con los políticos y nos concentramos cinco meses en reuniones con los dirigentes magisteriales para conocer por qué se generaban paros masivos.

-¿Investigó por qué tantos paros de labores?

Nuestra conclusión es que ellos (dirigentes magisteriales) no tienen interés en los niños, sino en el modelo económico basado en préstamos, hipotecas y seguros, además de otras cosas que les vendían a los profesores y que el Estado se los cobraba y les deducía directamente del salario. Esa práctica era la que los movía a decirle al profesor que había que ir a la calle a defender un derecho que también estaban negando.

-¿Ha crecido la confrontación con la dirigencia magisterial?

Sí. Hasta este momento que llegamos a revisar a todos los profesores que tenían que estar en clase y no estaban. Identificamos cerca de tres mil profesores que estaban en esas condiciones, pero les dijimos que regresaran a las aulas. Es ahí donde aparecieron los 18 dirigentes magisteriales que hace años se les había vencido su permiso para estar fuera del aula. Por esto han reaccionado fuerte; pero, por ejemplo, el Colegio Profesional Unión Magisterial de Honduras (Coprumh) lo admitió y regresaron a las aulas. El Primer Colegio Profesional Hondureña de Maestros (Pricphma) definió una defensa política económica y hasta intimidatoria y el Colegio Profesional Superación Magisterial de Honduras (Colprosumah) está viviendo un momento como de martirizarse diciendo que se les está persiguiendo.

-¿Cómo han reaccionado los demás colegios ante esta medida?

El Colegio de Pedagogos de Honduras (Colpedagogosh) y el Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (Copemh) no tienen problemas con los permisos que corresponden. El Estado siempre tuvo temor de que cerraran una escuela si no se le daba a la dirigencia lo que pedían. Se utilizó como chantaje permanente y las negociaciones nunca se hicieron sobre situaciones reales, sino dejar de dar clases a cambio de subirles un poco el salario, dar clases a cambio de algunas cuestiones particulares y privilegios, como los que ahora se les están quitando de no dar clases, o el negocio que tenían con los mismos profesores.

-¿Cómo operaban los dirigentes para adquirir poder?

Los profesores se colegiaban en dos o tres colegios para tener en las juntas de selección algunas prebendas y tener más de un voto. Cuando se les comienza a quitar las deducciones, nos damos cuenta que alrededor de cuatro mil profesores no recibían ni un lempira de salario porque la cuenta aparecía negativa, tenían hasta seis deducciones de colegios magisteriales, cooperativas y bancos, que a la sombra de los colegios habían llegado a ofrecer sus productos y servicios. Casi 23 instituciones bancarias y cooperativas estaban metidas en el negocio y hasta hoy no he escuchado públicamente que hayan protestado porque les quitamos eso, saben que estaban al margen de la ley. Estoy hablando de instituciones que tenían tasas de interés del 3% mensual, de 3.5% mensual, hoy le queda la posibilidad al profesor de negociar sus deudas, no de renunciar a ellas, sino de negociar.

-¿Qué niveles de corrupción ha encontrado?

Encontré una planilla de 1,100 millones de lempiras que se paga cada mes, nosotros estimamos que cerca del 30% de esta planilla se ha pagado a personas que no han hecho labor docente, eso significa que de 16,000 millones, unos cinco mil millones de lempiras al año se pagan a personas que no han estado laborando. Todos lo han sabido, es parte de un desorden bien organizado para darle prebendas a alguien, para utilizar la educación como una caja chica para estar pagando a gente que no es docente.

¿Qué otras violaciones a la ley de Educación puede mencionar?

Hace unos días revisamos a directores y subdirectores de centros que tienen menos de 350 niños de matrícula que no han estado dando clases, la ley dice que el director no da clases si la población es mayor a 350. Hay seis mil directores de centros educativos sin dar clases, son 23,000 directores los que hay; pero si la escuela tiene 160 niños, los primeros 40 los atiende el director y los otros grados los reparte entre tres profesores. Son seis mil espacios que podrían servir para convertir la misma cantidad de escuelas unidocentes en escuelas bidocentes, que es la mayor tragedia que vive el sistema, profesores que tienen 60, 70 niños y ellos se hacen cargo de todos los grados.

¿Qué pretende lograr con el registro docente?

Va a permitir entregarle la matrícula con nombre y apellido a cada profesor. Ahora podrán decir: esta es mi población estudiantil por cada nivel y este es el número de profesores que voy a pagar. Antes no teníamos eso, entonces se adulteraba la matrícula y solo se reportaba un número. Ahora no podrán repetir nombres porque el sistema está conectado con el Registro Nacional de las Personas.

¿Qué ha encontrado en el crecimiento vegetativo?

Es allí adonde hemos encontrado los mayores agujeros de corrupción, en el crecimiento vegetativo. Encontramos que un profesor tenía una plaza y se movía a hacer otra cosa que no era docencia, pero ese espacio se pagaba con crecimiento vegetativo; pero no se pagaba solo al que estaba allí, sino que se pagaban a otros que no lo eran. En los últimos años se pagaron cerca de dos mil millones de lempiras en crecimiento vegetativo, planillas hasta de 500 millones al año. En 2012 esa planilla fue de 240 millones de lempiras y resulta que ahora en Comayagua y Santa Bárbara no solo se cubren los espacios que el crecimiento vegetativo haya dejado, sino que sobran profesores. Significa que estamos pagando doble un mismo espacio que estaba siendo cobrado por el que estaba allí y por el que estaba haciendo nada.

¿Todo esto lo promovían los gremios?

Todo esto no era nuevo ni para los gremios ni para los políticos, que eran parte de los negocios que ellos promovían. No hay que culpar a alguien en específico, aquí todos han sido culpables, unos han sido parte y el Estado ha sido cómplice de estos desórdenes. Seguir admitiendo que eso estaba bien porque alguien hace labor gremial en detrimento de los niños, eso no cabe en ningún pensamiento más de los que generan la corrupción.

¿Qué ha pasado con la venta de plazas?

Fuimos los primeros que documentamos casos de venta de plazas, pero las juntas de selección departamentales informaron que no tienen actas que registren cómo se entregaron las plazas. Desde allí puede darse una idea de que nunca hubo selección, sino repartición de las plazas. Todos se llevaron los cuadernitos de apuntes a sus casas y en las Direcciones Departamentales no existen archivos que soporten o documenten cómo se llevó a cabo el procedimiento para adjudicar plazas.

¿Desde dónde se generaba esta cadena de corrupción?

Desde los dirigentes magisteriales en complacencia del Estado, enlistaban gente y cobraban, vendían de forma ilegal un material llamado propedéutico, este material es de conocimientos previos para ir a un examen, como una prueba de nivelación. Era ilegal venderlo y cobrarlo; de acuerdo con la ley, estas juntas son ad honorem y ellos se repartían el dinero, luego vendían los resultados de las pruebas antes de aplicarlas y cuando las aplicaban vendían los puestos. Es una cadena de corrupción.

Alcaldes cobran el 80% de las licencias


Cerca de 41 alcaldes del país consumen el 80% del presupuesto de licencias de la Secretaría de Educación.

Yesenia Martínez, jefa del Escalafón del Magisterio, declaró que eso representa un problema porque solo hay presupuestados 15 millones de lempiras para todas las licencias.


“Pero eso no es todo, luego de pagar los 12 millones de lempiras se deben cancelar otros 12 millones porque se deben contratar interinos para que cubran esas plazas, o sea que el impacto total es de 24 millones de lempiras”.

La funcionaria detalló que se reunirán autoridades de Educación, el Congreso Nacional y la Asociación de Municipios de Honduras para buscar una solución a la problemática.
Actualmente la Secretaría de Educación analiza la suspensión de todas las licencias con goce de sueldo a todos los docentes, incluyendo a los dirigentes magisteriales.

La directora departamental de Francisco Morazán, Glenda Rivera, destaca que “solo en este departamento tenemos más de mil licencias que se están tramitando pero que tienen que revisarse definitivamente para ver si procede o no el derecho”.

Normas de uso: Esta es la opinión de los internautas, no de LAPRENSA.HN. No está permitido publicar comentarios ni enlaces difamatorios, injuriantes, insultos, los de contenido obsceno o pornográfico o los contrarios a las leyes de Honduras. No aceptamos comentarios fuera de tema y los que no aportan al debate, porque este espacio es para enriquecer los contenidos con las opiniones de los usuarios, coincidan o no con el criterio del editor. Los comentarios que son aceptados tratamos de publicarlos en el menor tiempo posible, pero no siempre lo conseguimos.
Especiales ver todos Niños migrantes de Honduras Niños migrantes de Honduras... El flujo de menores de Honduras hacia Estados Unidos se ha disparado y genera una emergencia humanitaria. #Hondurasconlosniños Canonizan a dos Papas Muere Gabriel García Márquez
Ránking de notas