Más noticias

Turistas se deleitan en ríos de La Ceiba

<p>Los balnearios de agua dulce estuvieron repletos en La Ceiba.</p>

/
Cientos de turistas locales y nacionales optaron por visitar los balnearios de esta ciudad y alrededores después de un sofocante calor que los obligó a meterse en el agua.Los veraneantes, que en su mayoría conformaron familias completas, decidieron permanecer desde temprano hasta que se ocultó el sol para dar rienda suelta a los clavados y chapuzones en las pozas de los ríos de la zona.Los balnearios más visitados fueron Los Chorros y Villa Becerra en la comunidad garífuna de Corozal, Los Lobos en la cuenca del río Cangrejal y el río Luoba en Sambo Creek, donde apenas había cupo para nadar con comodidad.“Hemos tenido una importante cantidad de visitantes, a quienes se les ha atendido de la mejor forma con el fin de darles un respuesta a todos los que han llegado a nuestra comunidad”, dijo Ricardo Güity, propietario del restaurante Kays Place, de Sambo Creek.Según los turistas, es más agradable estar en un río que en el mar, pues hay tiempo de sentarse en las piedras o nadar río abajo.“Venimos al balneario Los Chorros a refrescarnos. Ha sido una jornada agradable. Lamentablemente hay que regresar a trabajar el lunes”, dijo Javier Irías, un turista capitalino, quien lo pensaba dos veces para salirse del agua.Comidas y bebidasPara muchos, una de las ventajas de ir a los balnearios es que por lo general se encuentran sitios donde adquirir alimentos, además de las bebidas y la comodidad de tener un espacio donde descansar.Las ricas chuletas, el pescado frito, los pollos y el tradicional guifiti (bebida compuesta de hierbas y licor) fueron los más pedidos por los turistas, quienes se llevaron gran cantidad de productos de los establecimientos.“Definitivamente, en la costa norte hay muchos recursos. Esperamos que cuiden los ríos un poco más y no dejen que se sequen porque si eso pasa, va a morir el turismo”, comentó Margarita Perdomo, visitante de San Pedro Sula.

Cientos de turistas locales y nacionales optaron por visitar los balnearios de esta ciudad y alrededores después de un sofocante calor que los obligó a meterse en el agua.

Los veraneantes, que en su mayoría conformaron familias completas, decidieron permanecer desde temprano hasta que se ocultó el sol para dar rienda suelta a los clavados y chapuzones en las pozas de los ríos de la zona.

Los balnearios más visitados fueron Los Chorros y Villa Becerra en la comunidad garífuna de Corozal, Los Lobos en la cuenca del río Cangrejal y el río Luoba en Sambo Creek, donde apenas había cupo para nadar con comodidad.

“Hemos tenido una importante cantidad de visitantes, a quienes se les ha atendido de la mejor forma con el fin de darles un respuesta a todos los que han llegado a nuestra comunidad”, dijo Ricardo Güity, propietario del restaurante Kays Place, de Sambo Creek.

Según los turistas, es más agradable estar en un río que en el mar, pues hay tiempo de sentarse en las piedras o nadar río abajo.

“Venimos al balneario Los Chorros a refrescarnos. Ha sido una jornada agradable. Lamentablemente hay que regresar a trabajar el lunes”, dijo Javier Irías, un turista capitalino, quien lo pensaba dos veces para salirse del agua.

Comidas y bebidas

Para muchos, una de las ventajas de ir a los balnearios es que por lo general se encuentran sitios donde adquirir alimentos, además de las bebidas y la comodidad de tener un espacio donde descansar.

Las ricas chuletas, el pescado frito, los pollos y el tradicional guifiti (bebida compuesta de hierbas y licor) fueron los más pedidos por los turistas, quienes se llevaron gran cantidad de productos de los establecimientos.

“Definitivamente, en la costa norte hay muchos recursos. Esperamos que cuiden los ríos un poco más y no dejen que se sequen porque si eso pasa, va a morir el turismo”, comentó Margarita Perdomo, visitante de San Pedro Sula.

La Prensa de Honduras,laprensa.hn,La Ceiba,Verano en Honduras,Semana Santa,