Más noticias

Catarino Rivas en emergencia permanente

<p>Veinticuatro horas en el hospital Mario Rivas dejan al descubierto el calvario de los enfermos.</p>

/

Detrás de la puerta de vidrio las mujeres gritan pariendo, pero su dolor termina cuando escuchan el llanto de su criatura. Al otro extremo otros también lloran, pero por sus seres queridos que han muerto.

Entre las paredes Más noticias relacionadas