Más noticias

Honduras: Informe destapa más pudrición en Policía Nacional

<p>El suspendido jefe policial, Jorge Alberto Barralaga, es señalado por recibir dinero sospechoso.</p>

/

Un informe especial elaborado en septiembre del 2010 por el entonces jefe regional de la Óscar Álvarez, le pidió realizar en Copán.

El informe

El primer informe enviado con fecha del 1 de septiembre del 2010, firmado por el comisionado Bonilla, señala que el 31 de agosto de 2010, un seguimiento permitió detectar al subcomisario Fernando Fernández Rivera, quien en su vehículo Lexus, color ocre, tipo camioneta con placas PDC 5556, trasladaba un sobre manila procedente de una conocida familia de Copán, dirigido al subcomisionado Jorge Barralaga; el sobre le fue entregado en las propias instalaciones policiales.

Posteriormente Barralaga realizó un depósito en Banco de Occidente en la cuenta 21-214-83604-3 por la cantidad de 170,000 lempiras, transacción que hizo el mismo día que recibió el sobre a las 3:20 de la tarde en la agencia de Santa Rosa de Copán, de acuerdo a la investigación.

El documento revela que informantes, que ya declararon sobre el caso, denunciaron el 20 de agosto del 2010 al subcomisario de Policía Román Adolfo Hernández Maldonado y al subcomisionado Barralaga.

La denuncia se originó porque cuando Hernández Maldonado regresaba de una misión de la fuerza de tarea regional, “traía en su vehículo particular, marca Volvo, sin placas, una cantidad aproximada de 80,000 lempiras, misma que éste compartió con Barralaga, según lo observado por uno de los testigos...”, cita el informe.

“Como premio -cita el documento- Barralaga colocó como jefe municipal en Santa Rita, Copán, al subcomisario Hernández Maldonado”.

Otra de las supuestas irregularidades que fue investigada se desarrolló el 16 de agosto de 2010 en Copán Ruinas, donde un presunto narcotraficante transportaba 50,000 dólares.

El supuesto delincuente fue detenido por elementos de la Policía de Fronteras al mando del subcomisario de Policía Hernández Maldonado y el inspector Mario Orlando Cruz Zelaya, “quienes quitaron los dólares y no brindaron ninguna investigación o información sobre lo ocurrido”, por lo que Bonilla le ordenó al jefe departamental -Barralaga- que iniciara una investigación contra los dos oficiales, pero nunca se investigó ni informó sobre el ilícito, asegura el informe.

En conclusión, Bonilla afirma en el informe que “es evidente la participación en actos de corrupción del subcomisionado Jorge Alberto Barralaga y el subcomisario de Policía Fernando Fernández Rivera”.

También señala que el subcomisario Román Adolfo Hernández Maldonado y el inspector Mario Orlando Cruz Zelaya “pueden estar involucrados de manera directa o indirecta en actos de corrupción, como es el caso de los dólares y la entrega del dinero al subcomisionado Barralaga”.

“Según análisis e información, se ha detectado una vinculación directa e indirecta de algunos oficiales de policía y escala básica, con miembros dedicados al narcotráfico... consistente en favores como ser entrega de armas a amigos y guardaespaldas, etc.”, cita el informe.

Investigaciones

LA PRENSA confirmó que las acciones denunciadas en el informe fueron investigadas por un equipo especial de Asuntos Internos de la Policía, pero nunca se conocieron los resultados.

El comisionado de Derechos Humanos, Ramón Custodio, confirmó que conoció los detalles del informe que fue presentado a las autoridades de Seguridad y lo destacó en el informe anual de esa institución de 2010.

“Un caso importante fue la denuncia ante el titular de Seguridad hecha por escrito por el actual jefe regional de la Policía en occidente (Copán, Lempira y Ocotepeque), en el que se±destaca al jefe de la Policía del departamento de Copán y a otros subcomisarios de estar coludidos con el crimen organizado y recibir contribuciones económicas; sobre estos hechos el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos recibió copia de este informe y desde entonces ha acompañado a este valiente y honesto funcionario, que no solamente fue ratificado en su cargo, sino que el titular de la Secretaría lo ha ratificado públicamente”, dice el informe del Conadeh.

El comisionado Juan Carlos Bonilla Valladares se encuentra fuera del país y, según lo informado por oficiales cercanos, desde sus denuncias fue marginado por las autoridades policiales.

La investigación

El informe lo elaboró el comisionado Juan Carlos Bonilla y fue solicitado por el ex ministro de Seguridad, Òscar Álvarez, quien pedía tener datos concretos de las presuntas acciones ilícitas que se detectaban en Copán.

¿Quién es?

Jorge Alberto Barralaga estuvo año y medio de jefe departamental en Copán y fue trasladado como jefe de la Policía Metropolitana a Tegucigalpa donde estaba bajo su cargo la custodia de los cuatro policías implicados en la muerte de los universitarios.

Pagos

Según el informe, se investigaron pagos que presuntamente recibían oficiales de parte de personas que extraoficialmente se vinculan al crimen organizado, pero no se consiguió evidencia contundente sobre esta denuncia.

Lo que dijo el informe de 2010 del Comisionado Nacional de Derechos Humanos

“Necesita una mención especial el caso de la Policía Nacional en sus diferentes dependencias: Preventiva, DNIC, Fronteras, las cuales tienen un alto grado de corrupción ya sea por acción o por omisión, ya que son señaladas como cómplices en las acciones delictivas realizadas por el crimen organizado y el involucramiento directo de agentes y oficiales en el apoyo a grupos de narcotraficantes que operan en algunas zonas del país, en especial en los departamentos de Copán, Colón y Gracias a Dios.

Un caso importante fue la denuncia ante el titular de Seguridad hecha por escrito por el actual jefe regional de la Policía en occidente (Copán, Lempira y Ocotepeque), en el que señalaba al jefe de Policía del departamento de Copán y a otros subcomisarios de estar coludidos con el crimen organizado y recibir contribuciones económicas; sobre estos hechos el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en la Delegación Regional de Occidente en el departamento de Copán recibió copia de este informe y desde entonces ha acompañado a este valiente y honesto funcionario, que no solamente fue ratificado en su cargo, sino que el titular de la Secretaría lo ha ratificado públicamente.

En el año 2010 se recibieron 1,399 quejas contra la Policía a nivel nacional.

Las denuncias más frecuentes se recibieron por detenciones ilegales, malos tratos físicos y verbales, pagos ilegales, negligencia en las investigaciones y pocos resultados en las acciones policiales.”