Honduras Apertura
15 de Septiembre de 2011

Gravan renovaciones de tarjetas de crédito

12:58AM   - Redacción:  redaccion@laprensa.hn

Tarjetahabientes con un límite inferior a L 40 mil no pagarán la tasa de seguridad.

Con la reforma de 21 artículos y la derogatoria de otros siete, se suavizó ayer la Ley de Seguridad Poblacional, que finalmente no pierde su espíritu de recaudar más de 11 mil millones de lempiras en cinco años, que se destinarán a combatir la elevada criminalidad en el país.

La mencionada Ley, a la que al final no se le cambió nombre, originalmente tenía 46 artículos y su intención es recaudar unos 2,200 millones de lempiras por año, provenientes de gravar, en cada retiro o débito, con dos lempiras por millar, cuentas de ahorro con montos superiores a 120 mil lempiras en cada retiro. Anteriormente, la Ley vigente establecía un pago de 3 lempiras por cada mil.

Otro punto importante en la reforma es que no se gravarán las cuentas de personales naturales, es decir los ahorros, sino las cuentas de personas jurídicas y de cheques, es decir empresas o instituciones.

La Ley mantiene el piso de 120 mil lempiras para gravar los retiros, y excluye de la tasa, las remesas del exterior y elevó el piso de cobro para los envíos de recursos internos del país, de 10 mil a 20 mil lempiras.

Otro reforma importante es que en el caso de los desembolsos por préstamos bancarios, que inicialmente se cobraría 3 lempiras por mil, ahora baja a 1.5 lempiras por mil y este cobro será al banco emisor del crédito.

Los préstamos interbancarios tampoco se gravan, ni los fondos de pensiones, para favorecer a las personas de la tercera edad.

Nuevos cobros

Entre cobros nuevos se incluyen las renovaciones anuales de las tarjetas de crédito. Las que tienen un límite de 40 a 50 mil lempiras pagarán 500 lempiras al año; las tarjetas de 50 a 100 mil, pagarán 600 lempiras al año; las de 100 mil a 200 mil pagarán 700; hasta 1 millón de lempiras pagarán 800 lempiras y las de más de 1 millón en adelante pagarán mil lempiras.

La nueva reforma elimina los artículos del 30 al 35, y el 42, que establecía que los fondos irían directamente al Fondo de Fideicomiso, y que establecía nunca sería inferior a 1,500 millones de lempiras y detallaba la forma en que se distribuirían esos fondos entre los operadores de justicia y organizaciones que previenen el delito.

Ahora el dinero entrará primero a la Tesorería General de la República.

La iniciativa de reforma la presentó el diputado oficialista Oswaldo Ramos Soto, la noche del miércoles.

Se cerró la sesión y se convocó a una nueva y a eso de las 9.30 de la noche iniciaron la discusión del dictamen, dispensando dos debates.

No hubo unanimidad

El momento fue propicio para que las bancadas expusieran sus puntos de vista al respecto y los liberales fueron los únicos que no apoyaron dichas reformas, mientras, los nacionalistas, pinuistas, udeístas y demócrata cristianos, dieron su respaldo.

En ese sentido, Ángel Darío Banegas, del opositor partido Liberal, en nombre de parte de la bancada dijo que no se puede cobrar a los pobres, pequeños y medianos industriales, ni siquiera al grande, menos al pobre. Hay que tomar acciones como reducir el gasto corriente y aprobar la Ley Antievasión para apoyar la seguridad.

Entre tanto, German Leitzelar, del Pinu, manifestó su apoyo a las reformas arguyendo que es un problema sumamente difícil por el que pasa el país, es un momento crítico, no es momento de hacer política acá sino de tomar posiciones que den respuestas.

Lo claro es que algo hay que hacer. Se puede decir que se reduzca el gasto público, que se apruebe la Ley Antievasión, pero por mientras no se puede seguir poniendo en riesgo a la población, después se pueden aprobar esas acciones, “no justificamos no hacer algo por decir que se haga otra cosa”.

Entre tanto, Marvin Ponce, del izquierdista Unificación Democrática, manifestó que “debemos pasar de la retórica a las acciones, es retórica decir que hay que aprobar la Ley Antievasión, el gobierno liberal no la aprobó y ahí estuvo, no podemos esperar para tomar decisiones, la seguridad es lo primordial, se puede ver como paquetazo, pero hicimos los esfuerzos para que los impactos no sean tan directos, la diferencia es que lleva un paquete de medidas para la seguridad”.
Por su lado, Augusto Cruz, de la Democracia Cristiana, dijo que apoyan la ley, pero siempre y cuando no se exonere del pago de la tasa a las ong.

El Congreso celebró dos sesiones para ratificar además el acta de esta reforma y enviarla al Poder Ejecutivo para su promulgación.

Normas de uso: Esta es la opinión de los internautas, no de LAPRENSA.HN. No está permitido publicar comentarios ni enlaces difamatorios, injuriantes, insultos, los de contenido obsceno o pornográfico o los contrarios a las leyes de Honduras. No aceptamos comentarios fuera de tema y los que no aportan al debate, porque este espacio es para enriquecer los contenidos con las opiniones de los usuarios, coincidan o no con el criterio del editor. Los comentarios que son aceptados tratamos de publicarlos en el menor tiempo posible, pero no siempre lo conseguimos.
Ránking de notas