Más noticias

La destitución fue conversada con Rivera Avilés: Juan Orlando Hernández

<p>El presidente del Congreso de Honduras reitera que el presidente de la Corte avaló la decisión tomada por diputados</br></p>

VER MÁS FOTOS

El presidente del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández, dijo que pronto se conocerá hasta el último detalle que motivó la destitución de
cuatro de los cinco magistrado
de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de Honduras.

El titular del Legislativo fue abordado por la prensa tras participar en un evento de los cafetaleros ayer en San Pedro Sula. Allí fue consultado por la decisión intempestiva de destituir a los magistrados y dijo que se analizó desde que se conoció que pretendían abolir la implementación de las pruebas de confianza que se han estado aplicando a la Policía.


“Miren, esto no es de ahorita y en los próximos días se va a llegar a saber hasta el último de los detalles. Cuando detectaron que existía una tendencia de dejar inutilizables en Honduras para siempre las pruebas de confianza, eso nos preocupa porque son instrumentos que no solo en Honduras se han estado utilizando. Estados Unidos, Colombia y países europeos en todo el mundo lo usan.

Cuando notamos que con el voto del magistrado Chinchilla -Óscar Chinchilla- se evita que se consuma esa decisión teníamos que actuar porque de lo contrario no vamos a darle al pueblo hondureño principalmente al más humilde, seguridad”.
Hernández dijo que no se podía tirar al suelo el trabajo que se ha desarrollado en tres años.

“Nosotros no nos quedaremos de brazos cruzados mientras sigan violando, extorsionando, matando y secuestrando a los buenos ciudadanos”.
Asegura que se ha buscado proteger los derechos de los policías, fiscales y jueces buenos y que el proceso de depuración es para la
certificación de los mismos.

Avilés sabía

Respecto a que el mandatario Porfirio Lobo y el presidente de la Corte, Jorge Rivera Avilés, estaban enterados y de acuerdo con la destitución de los magistrados, Hernández asegura que es una decisión que nació en el seno del Legislativo y fue apoyada por las diferentes bancadas.

Pero Avilés “estuvo de acuerdo con la decisión de destituir a los cuatro magistrados y que tres de los nuevos magistrados que se nombraron fueron propuestos por la bancada liberal”.“La destitución de los magistrados es una decisión interna del Congreso Nacional que en su momento fue conversado conforme avanzó la sesión con el presidente de la Corte ante la conclusión de las bancadas que participaron que fueron cinco de seis, porque ahora existe la bancada del Partido Libre. El único que no participó y nos adelantó su posición fue el Pinu”.

El también candidato presidencial dijo que la Corte Suprema les tendió una “cáscara de plátano” con el proyecto de ley para desarrollar los procedimientos de la extraditación.
“Sorprendentemente en su artículo 7 va en contra de la facultad que la Constitución le da a la Corte en pleno para tramitar las extraditaciones. Si nosotros hubiéramos aprobado ese proyecto de ley hubiéramos caído en una trampa.

Ahora lo estamos regresando al Poder Judicial porque cada quien debe asumir las responsabilidad y no evadirlas, muchos menos ponerle una cáscara de plátano al Congreso”.
Sobre las acusaciones que pueden enfrentar los diputados de traición a la patria al aprobar la destitución de los magistrados, Hernández dijo: “Que le den trámite”.

El presidente del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández, dijo que pronto se conocerá hasta el último detalle que motivó la destitución de
cuatro de los cinco magistrado
de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de Honduras.

El titular del Legislativo fue abordado por la prensa tras participar en un evento de los cafetaleros ayer en San Pedro Sula. Allí fue consultado por la decisión intempestiva de destituir a los magistrados y dijo que se analizó desde que se conoció que pretendían abolir la implementación de las pruebas de confianza que se han estado aplicando a la Policía.


“Miren, esto no es de ahorita y en los próximos días se va a llegar a saber hasta el último de los detalles. Cuando detectaron que existía una tendencia de dejar inutilizables en Honduras para siempre las pruebas de confianza, eso nos preocupa porque son instrumentos que no solo en Honduras se han estado utilizando. Estados Unidos, Colombia y países europeos en todo el mundo lo usan.

Cuando notamos que con el voto del magistrado Chinchilla -Óscar Chinchilla- se evita que se consuma esa decisión teníamos que actuar porque de lo contrario no vamos a darle al pueblo hondureño principalmente al más humilde, seguridad”.
Hernández dijo que no se podía tirar al suelo el trabajo que se ha desarrollado en tres años.

“Nosotros no nos quedaremos de brazos cruzados mientras sigan violando, extorsionando, matando y secuestrando a los buenos ciudadanos”.
Asegura que se ha buscado proteger los derechos de los policías, fiscales y jueces buenos y que el proceso de depuración es para la
certificación de los mismos.

Avilés sabía

Respecto a que el mandatario Porfirio Lobo y el presidente de la Corte, Jorge Rivera Avilés, estaban enterados y de acuerdo con la destitución de los magistrados, Hernández asegura que es una decisión que nació en el seno del Legislativo y fue apoyada por las diferentes bancadas.

Pero Avilés “estuvo de acuerdo con la decisión de destituir a los cuatro magistrados y que tres de los nuevos magistrados que se nombraron fueron propuestos por la bancada liberal”.“La destitución de los magistrados es una decisión interna del Congreso Nacional que en su momento fue conversado conforme avanzó la sesión con el presidente de la Corte ante la conclusión de las bancadas que participaron que fueron cinco de seis, porque ahora existe la bancada del Partido Libre. El único que no participó y nos adelantó su posición fue el Pinu”.

El también candidato presidencial dijo que la Corte Suprema les tendió una “cáscara de plátano” con el proyecto de ley para desarrollar los procedimientos de la extraditación.
“Sorprendentemente en su artículo 7 va en contra de la facultad que la Constitución le da a la Corte en pleno para tramitar las extraditaciones. Si nosotros hubiéramos aprobado ese proyecto de ley hubiéramos caído en una trampa.

Ahora lo estamos regresando al Poder Judicial porque cada quien debe asumir las responsabilidad y no evadirlas, muchos menos ponerle una cáscara de plátano al Congreso”.
Sobre las acusaciones que pueden enfrentar los diputados de traición a la patria al aprobar la destitución de los magistrados, Hernández dijo: “Que le den trámite”.

Jorge Rivera Aviles,Corte Suprema de Justicia,Honduras,La destitución fue conversada con Rivera Avilés: J,