Más noticias

Temen que acciones lleven a una dictadura en Honduras

<p>Un grupo de sampedranos rechaza la destitución de los magistrados de la CSJ.</p>

VER MÁS FOTOS

Un grupo de sampedranos se expresó ayer mediante un plantón en defensa de la institucionalidad de Honduras rechazando la reciente destitución de los cuatro magistrados de la Corte Suprema de Justicia.
La ADN (Alianza Democrática Nacional) hizo la convocatoria para ayer en la tarde con el fin de enviar un claro mensaje al presidente Porfirio Lobo y al titular del Legislativo Juan Orlando Hernández.

Los sampedranos expresaron su preocupación por el deterioro de la democracia en Honduras. “No existe la democracia desde el momento en que dos Poderes del Estado se confabulan para atacar otro Poder”, dijo Marta Collar, miembro de la sociedad civil. Carlos Urbizo, empresario y economista, dijo que el pueblo debe tomar más conciencia sobre lo que el Congreso Nacional ha hecho con los magistrados de la Sala de lo Constitucional.


“En este momento yo pienso como ciudadano, no como empresario. Me siento atropellado, siento que han violado el derecho de las personas con el abuso de poder con fines meramente personales. Han destituido a cuatro magistrados sin el debido proceso. Le han dado un madrugón al pueblo”, manifestó.Sobre los que aducen que en 2009 pasó lo mismo, Urbizo dice que el expresidente Manuel Zelaya durante meses estuvo promoviendo una consulta que la ley no permitía hacerlo.

“En todas las instancias de justicia le advirtieron que no lo hiciera porque iba a violar la Constitución de la República, por lo que no fue sorpresa su destitución.
Ahora es una sorpresa, se destituyen los magistrados solo porque no están de acuerdo con el fallo que se dio en esa sala”, opinó Urbizo.
Jorge Ortega, coordinador del evento, dice que el pueblo no puede quedarse callado ante el atropello a la Corte Suprema de Honduras

“Como pueblo no estamos dispuestos a tolerar el atropello de los Poderes del Estado. La conjunción del Legislativo con el Ejecutivo en contra del Poder Judicial es intolerable. Ninguno de los Poderes puede atribuirse una función que no le corresponde para entrometerse en el otro. Cada uno es independiente y no subordinado”.

La activista de la democracia Elena Toledo dijo que como joven quiere seguir viviendo en un país estable donde puedan crecer sus hijos.
“Creo que somos los llamados a manifestarnos a defender la patria. Es importante documentarse, las leyes son claras, no se modifican”.

Un grupo de sampedranos se expresó ayer mediante un plantón en defensa de la institucionalidad de Honduras rechazando la reciente destitución de los cuatro magistrados de la Corte Suprema de Justicia.
La ADN (Alianza Democrática Nacional) hizo la convocatoria para ayer en la tarde con el fin de enviar un claro mensaje al presidente Porfirio Lobo y al titular del Legislativo Juan Orlando Hernández.

Los sampedranos expresaron su preocupación por el deterioro de la democracia en Honduras. “No existe la democracia desde el momento en que dos Poderes del Estado se confabulan para atacar otro Poder”, dijo Marta Collar, miembro de la sociedad civil. Carlos Urbizo, empresario y economista, dijo que el pueblo debe tomar más conciencia sobre lo que el Congreso Nacional ha hecho con los magistrados de la Sala de lo Constitucional.


“En este momento yo pienso como ciudadano, no como empresario. Me siento atropellado, siento que han violado el derecho de las personas con el abuso de poder con fines meramente personales. Han destituido a cuatro magistrados sin el debido proceso. Le han dado un madrugón al pueblo”, manifestó.Sobre los que aducen que en 2009 pasó lo mismo, Urbizo dice que el expresidente Manuel Zelaya durante meses estuvo promoviendo una consulta que la ley no permitía hacerlo.

“En todas las instancias de justicia le advirtieron que no lo hiciera porque iba a violar la Constitución de la República, por lo que no fue sorpresa su destitución.
Ahora es una sorpresa, se destituyen los magistrados solo porque no están de acuerdo con el fallo que se dio en esa sala”, opinó Urbizo.
Jorge Ortega, coordinador del evento, dice que el pueblo no puede quedarse callado ante el atropello a la Corte Suprema de Honduras

“Como pueblo no estamos dispuestos a tolerar el atropello de los Poderes del Estado. La conjunción del Legislativo con el Ejecutivo en contra del Poder Judicial es intolerable. Ninguno de los Poderes puede atribuirse una función que no le corresponde para entrometerse en el otro. Cada uno es independiente y no subordinado”.

La activista de la democracia Elena Toledo dijo que como joven quiere seguir viviendo en un país estable donde puedan crecer sus hijos.
“Creo que somos los llamados a manifestarnos a defender la patria. Es importante documentarse, las leyes son claras, no se modifican”.

Temen que acciones lleven a una dictadura en Hondu,