Más noticias

‘Es hora de que respeten al pueblo’: Ricardo Álvarez

<p>El alcalde de Tegucigalpa, Ricardo Álvarez, criticó la destitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional.</p>

VER MÁS FOTOS

Ricardo Álvarez dejó claro ayer que no piensa desistir en su lucha por que se realice el conteo voto por voto para definir quién es el precandidato nacionalista ganador de las pasadas elecciones internas.

Además criticó la renuencia de ciertos grupos a que se haga este conteo y manifestó que es una muestra de que algo no está bien.“¿Cuál es la verdadera motivación? ¿Cuáles son los temores de una cosa tan sencilla como contar los votos de unas urnas? Se lo pedí al Tribunal Supremo Electoral y lo negaron.

Pensaron que nos íbamos a quedar ahí porque íbamos a aceptar las dádivas, las ofertas, las negociaciones y no han entendido que para Ricardo Álvarez no es negociable la voluntad del pueblo”, declaró.

Rechazó rotundamente la decisión aprobada en el Congreso Nacional de separar a cuatro magistrados de la Sala Constitucional.“Los niños juegan con juguetes y los adultos juegan con este país. Las leyes se las pasan por donde quieren, pero sigo en mi lucha por salvar Honduras y le digo al pueblo que no acepto lo sucedido la madrugada de este día”, expresó Álvarez.

Sin medir consecuencias

Álvarez aseguró que le causaba preocupación observar que era evidente que en el país para algunos no importa nada y estos mismos están dispuestos a todo.
“Esto solo indica que unos cuantos quieren cambiar las reglas del juego, que quieren de alguna manera entronarse poniendo en precario la estabilidad del país sin medir las consecuencias”, declaró el presidente del Comité Central del Partido Nacional.

El alcalde de Tegucigalpa consideró que es mucha coincidencia que después de que él hizo pública su intención de interponer en la Corte Suprema de Justicia un recurso para solicitar el conteo de voto fueran separados los jueces de la Sala Constitucional.“Con la rapidez de un rayo destituyeron a quienes conocerían de este caso, obviamente alegando razones de índole administrativa, pero también sabemos que tiene un vínculo directo con quienes se opusieron al famoso polígrafo, lo que disgustó muchísimo al Ejecutivo y al Legislativo”.

Álvarez se mostró convencido de ser el verdadero vencedor de las elecciones internas del mes anterior y dijo que espera que aunque se hayan cambiado magistrados se le dé el derecho de hacer una nueva revisión de los resultados.“Demasiada rapidez para quitar miembros de la Corte Suprema y nombrar a otros, ¿no les parece demasiada coincidencia? Esperaría que se haga justicia y que pese a lo ocurrido se me permita comparar voto con voto para demostrar que ganamos la elección, de nadie es desconocido que hubo movimientos de ajedrez, de eso no me queda ninguna duda”.

El nacionalista dijo que las acciones que ciertos grupos están tomando son muy peligrosas para el país y que pueden resultar en una nueva crisis.“Esto lo veo como el comienzo de una mecha que han prendido y que no se sabe cuándo va a explotar. No formaré parte de estos grupos de niños malcriados que se molestan cuando algo no resulta como esperan”.

Día marcadoÁlvarez señaló que se dejó un terrible precedente en la historia del país.“El 12 de diciembre de 2012 quedará marcado en la historia como un golpe técnico a la institucionalidad, a la Corte Suprema de Justicia, como una violación al Estado de derecho. Los abusos que vengo denunciando ya días, que cuatro poderosos de mi partido siguen haciendo uso”, recalcó.El nacionalista explicó que no se está siguiendo el camino indicado para dar seguridad a los hondureños.

“No es con las leyes que darán la seguridad, si no se han dado cuenta eso es lo que ha pasado y eso es lo que yo no acepto, por eso sigo en mi lucha por salvar Honduras, salvarla de aquellos que creen que pueden manejarlo todo. Queremos la depuración, claro que queremos más seguridad, pero no es con este tipo de señales”.
Continuó manifestando que “la seguridad está en los hombres y las mujeres, en la Policía, pero estos siguen siendo tratados muy mal, sin patrullas, sin municiones, sin uniformes y así no se puede combatir la inseguridad”, aseveró.

Respeto al pueblo“Ya es hora de que respeten al pueblo, lo siguen irrespetando y todo indica a futuro que continuará el irrespeto al pueblo, manejando las cosas como quieren manejarlas ellos y yo no seré parte de esos grupos que se mueven en base a intereses personales”, manifestó Álvarez.

El alcalde capitalino declaró que el país necesita cambios, pero que estos no son los que se están haciendo.“Tenemos que hacer cambios radicales, pero que beneficien al pueblo y no beneficien a unos cuatro, ya es hora de que el pueblo despierte”.Finalmente Álvarez catalogó el proceso como “golpe técnico a la Corte Suprema de Justicia” y una violación del Estado, refiriéndose a la acción de destituir a los magistrados.

Ricardo Álvarez dejó claro ayer que no piensa desistir en su lucha por que se realice el conteo voto por voto para definir quién es el precandidato nacionalista ganador de las pasadas elecciones internas.

Además criticó la renuencia de ciertos grupos a que se haga este conteo y manifestó que es una muestra de que algo no está bien.“¿Cuál es la verdadera motivación? ¿Cuáles son los temores de una cosa tan sencilla como contar los votos de unas urnas? Se lo pedí al Tribunal Supremo Electoral y lo negaron.

Pensaron que nos íbamos a quedar ahí porque íbamos a aceptar las dádivas, las ofertas, las negociaciones y no han entendido que para Ricardo Álvarez no es negociable la voluntad del pueblo”, declaró.

Rechazó rotundamente la decisión aprobada en el Congreso Nacional de separar a cuatro magistrados de la Sala Constitucional.“Los niños juegan con juguetes y los adultos juegan con este país. Las leyes se las pasan por donde quieren, pero sigo en mi lucha por salvar Honduras y le digo al pueblo que no acepto lo sucedido la madrugada de este día”, expresó Álvarez.

Sin medir consecuencias

Álvarez aseguró que le causaba preocupación observar que era evidente que en el país para algunos no importa nada y estos mismos están dispuestos a todo.
“Esto solo indica que unos cuantos quieren cambiar las reglas del juego, que quieren de alguna manera entronarse poniendo en precario la estabilidad del país sin medir las consecuencias”, declaró el presidente del Comité Central del Partido Nacional.

El alcalde de Tegucigalpa consideró que es mucha coincidencia que después de que él hizo pública su intención de interponer en la Corte Suprema de Justicia un recurso para solicitar el conteo de voto fueran separados los jueces de la Sala Constitucional.“Con la rapidez de un rayo destituyeron a quienes conocerían de este caso, obviamente alegando razones de índole administrativa, pero también sabemos que tiene un vínculo directo con quienes se opusieron al famoso polígrafo, lo que disgustó muchísimo al Ejecutivo y al Legislativo”.

Álvarez se mostró convencido de ser el verdadero vencedor de las elecciones internas del mes anterior y dijo que espera que aunque se hayan cambiado magistrados se le dé el derecho de hacer una nueva revisión de los resultados.“Demasiada rapidez para quitar miembros de la Corte Suprema y nombrar a otros, ¿no les parece demasiada coincidencia? Esperaría que se haga justicia y que pese a lo ocurrido se me permita comparar voto con voto para demostrar que ganamos la elección, de nadie es desconocido que hubo movimientos de ajedrez, de eso no me queda ninguna duda”.

El nacionalista dijo que las acciones que ciertos grupos están tomando son muy peligrosas para el país y que pueden resultar en una nueva crisis.“Esto lo veo como el comienzo de una mecha que han prendido y que no se sabe cuándo va a explotar. No formaré parte de estos grupos de niños malcriados que se molestan cuando algo no resulta como esperan”.

Día marcadoÁlvarez señaló que se dejó un terrible precedente en la historia del país.“El 12 de diciembre de 2012 quedará marcado en la historia como un golpe técnico a la institucionalidad, a la Corte Suprema de Justicia, como una violación al Estado de derecho. Los abusos que vengo denunciando ya días, que cuatro poderosos de mi partido siguen haciendo uso”, recalcó.El nacionalista explicó que no se está siguiendo el camino indicado para dar seguridad a los hondureños.

“No es con las leyes que darán la seguridad, si no se han dado cuenta eso es lo que ha pasado y eso es lo que yo no acepto, por eso sigo en mi lucha por salvar Honduras, salvarla de aquellos que creen que pueden manejarlo todo. Queremos la depuración, claro que queremos más seguridad, pero no es con este tipo de señales”.
Continuó manifestando que “la seguridad está en los hombres y las mujeres, en la Policía, pero estos siguen siendo tratados muy mal, sin patrullas, sin municiones, sin uniformes y así no se puede combatir la inseguridad”, aseveró.

Respeto al pueblo“Ya es hora de que respeten al pueblo, lo siguen irrespetando y todo indica a futuro que continuará el irrespeto al pueblo, manejando las cosas como quieren manejarlas ellos y yo no seré parte de esos grupos que se mueven en base a intereses personales”, manifestó Álvarez.

El alcalde capitalino declaró que el país necesita cambios, pero que estos no son los que se están haciendo.“Tenemos que hacer cambios radicales, pero que beneficien al pueblo y no beneficien a unos cuatro, ya es hora de que el pueblo despierte”.Finalmente Álvarez catalogó el proceso como “golpe técnico a la Corte Suprema de Justicia” y una violación del Estado, refiriéndose a la acción de destituir a los magistrados.

Partido Nacional,Corte Suprema de Justicia de Honduras,Congreso de Honduras,Ricardo Álvarez,Honduras,crisis en Honduras,lucha de poderes en honduras,