Más noticias

Blas Pérez: "El negocio de Honduras era sacar un punto"

<p>El atacante de Panamá indica que Honduras se fue a encerrar al Rommel Fernández.</p>

/
El delantero de la selección panameña, Blas Pérez, se lamentó del empate (0-0) ante Honduras, en las eliminatorias mundialistas, porque a su juicio era un partido que había que ganarlo y dice que.Pérez explicó que si no se generaron ocasiones de gol fue porque “faltó tener la posesión de la pelota” y aseveró que “jugamos al pelotazo y ese no es el fútbol de Panamá”.El goleador de Panamá en la eliminatoria para el Mundial de Brasil 2014 fue uno de los jugador más autocríticos que tuvo la selección durante su paso por el área mixta del estadio Rommel Fernández tras el final del juego.“Había que ganar, fue un partido bien complicado, bien difícil de mucho roces, mucha patada, no pudimos llevar bien la pelota, no creamos ocasiones de gol”, se lamentó el goleador panameño.“No fue bueno el empate”, repitió el espigado delantero que en su último partido en el Rommel Fernández, en el mes de septiembre, contra Canadá, había anotado uno de los dos goles con los que se ganó en aquella ocasión.Pérez subrayó que Panamá todavía no estaba clasificada a la hexagonal. “Hay que ir a Cuba a ganar, porque esa es la mentalidad de todos. Ya lo hemos hecho allá, habrá que ir a sacar los tres puntos”.El artillero de la selección reconoció además que durante el primer tiempo estuvo pasado de revoluciones lo que le originó una tarjeta amarilla cuando merecía roja por una patada y un codazo a Víctor "Muma" Bernárdez.“Es la euforia del partido, de pelear todas las pelotas, por eso tenía las revoluciones altas, pero esas son calenturas del partido”, apuntó.Reconoció que la defensa catracha estuvo bien solida, “no nos dio ocasión de crear oportunidades”, aunque como es su trabajo en el partido, dijo que estuvo bajando hasta la media cancha para busca balones, “lo único fue que no tuvimos las oportunidades claras, porque no generamos ocasiones de gol”.Por último, Blas Pérez, que hizo poco o nada durante el encuentro, indicó que Honduras se fue a cerrar al estadio Rommel Fernanández porque según él, “era el negocio de ellos, sacar un punto”.Pérez lleva nueve goles con la selección en la eliminatoria de la Concacaf para el Mundial de Brasil 2014, según la FIFA, es el tercer goleador de eliminatoria detrás de Deon Mc Cauley, de Belice, que se quedó con 11 goles, y de Peter Byers de Antigua y Barbuda que lleva 10.

El delantero de la selección panameña, Blas Pérez, se lamentó del empate (0-0) ante Honduras, en las eliminatorias mundialistas, porque a su juicio era un partido que había que ganarlo y dice que.

Pérez explicó que si no se generaron ocasiones de gol fue porque “faltó tener la posesión de la pelota” y aseveró que “jugamos al pelotazo y ese no es el fútbol de Panamá”.

El goleador de Panamá en la eliminatoria para el Mundial de Brasil 2014 fue uno de los jugador más autocríticos que tuvo la selección durante su paso por el área mixta del estadio Rommel Fernández tras el final del juego.

“Había que ganar, fue un partido bien complicado, bien difícil de mucho roces, mucha patada, no pudimos llevar bien la pelota, no creamos ocasiones de gol”, se lamentó el goleador panameño.

“No fue bueno el empate”, repitió el espigado delantero que en su último partido en el Rommel Fernández, en el mes de septiembre, contra Canadá, había anotado uno de los dos goles con los que se ganó en aquella ocasión.

Pérez subrayó que Panamá todavía no estaba clasificada a la hexagonal. “Hay que ir a Cuba a ganar, porque esa es la mentalidad de todos. Ya lo hemos hecho allá, habrá que ir a sacar los tres puntos”.

El artillero de la selección reconoció además que durante el primer tiempo estuvo pasado de revoluciones lo que le originó una tarjeta amarilla cuando merecía roja por una patada y un codazo a Víctor "Muma" Bernárdez.

“Es la euforia del partido, de pelear todas las pelotas, por eso tenía las revoluciones altas, pero esas son calenturas del partido”, apuntó.

Reconoció que la defensa catracha estuvo bien solida, “no nos dio ocasión de crear oportunidades”, aunque como es su trabajo en el partido, dijo que estuvo bajando hasta la media cancha para busca balones, “lo único fue que no tuvimos las oportunidades claras, porque no generamos ocasiones de gol”.

Por último, Blas Pérez, que hizo poco o nada durante el encuentro, indicó que Honduras se fue a cerrar al estadio Rommel Fernanández porque según él, “era el negocio de ellos, sacar un punto”.

Pérez lleva nueve goles con la selección en la eliminatoria de la Concacaf para el Mundial de Brasil 2014, según la FIFA, es el tercer goleador de eliminatoria detrás de Deon Mc Cauley, de Belice, que se quedó con 11 goles, y de Peter Byers de Antigua y Barbuda que lleva 10.

Estadio Rommel Fernandez,Panama,Bicolor,Seleccion Nacional,Blas Perez,Honduras,