Más noticias

La Liga de Ascenso tiene más público que la Primera División

<p>La Segunda División vibra de emoción con los estadios llenos, pero en la máxima categoría da miedo ver la soledad de las graderías.</p>

/
La raquítica asistencia a los partidos de la Primera División es extrema, pero en la Liga de Ascenso varios clubes juegan con estadio lleno.En las nueve jornadas de la máxima categoría llegaron 59,506 espectadores, 74,166 menos en relación con los que pagaron su boleto en la primera ronda del torneo anterior.La dirigencia de los equipos ligueros busca soluciones. Marathón dispuso experimentar el pasado sábado para el duelo contra Vida prohibiendo la transmisión del juego por televisión, pero solo llegaron 398 personas.Un día después, en el Milton Flores de La Lima era una fiesta, el local Sula y el Atlético Municipal se enfrentaban en un choque de invictos en presencia de 800 seguidores, el promedio de sus anteriores partidos en la Segunda.Los fanáticos canarios no solo contribuyen con su entrada: también consumen, en plena 10:30 am, una cerveza de marca extranjera, patrocinadora del otrora club de la Primera en los años 80.En comparación con los esmeraldas, a otros equipos les ha tocado un rojo más intenso en su déficit de taquilla.El Choloma-Savio de la fecha 5 lo vieron apenas 116 seguidores en el Rubén Deras, para la peor asistencia del torneo Apertura 2012.El Parrillas One cambió de San Pedro Sula a Tela su sede para actuar de local y promedian 900 aficionados por juego. Es tanto el entusiasmo de los teleños que también llegan en buen número a ver los entrenamientos y acompañan en buses gratuitos a su nuevo equipo en los enfrentamientos de visita en el torneo de ascenso.Vida y Victoria están utilizando el estadio de Olanchito mientras terminan de remodelar el Ceibeño. Los jaibos albergaron a 4,481 contra Olimpia y 3,083 frente al Motagua, en una de las mejores entradas de la competencia, solo superada por los 7,666 del clásico capitalino en la quinta fecha.La Primera reporta 14 partidos a los que no se llegó ni siquiera a los 500 aficionados.Olimpia, el equipo más popular del país, no está ajeno a los problemas de los chicos. Solo 635 llegaron a verlo el pasado jueves en el Nacional contra el Vida. Su mejor entrada en casa la vio contra Real España (2,577).Al recién ascendido Real Sociedad le ha ido mucho mejor. Reporta 10,894 aficionados en 4 juegos para una media de 2,723 por duelo. Superiores a los 7,015 que apoyaron de local a Olimpia en 5 partidos (1,403 de promedio).

La raquítica asistencia a los partidos de la Primera División es extrema, pero en la Liga de Ascenso varios clubes juegan con estadio lleno.

En las nueve jornadas de la máxima categoría llegaron 59,506 espectadores, 74,166 menos en relación con los que pagaron su boleto en la primera ronda del torneo anterior.

La dirigencia de los equipos ligueros busca soluciones. Marathón dispuso experimentar el pasado sábado para el duelo contra Vida prohibiendo la transmisión del juego por televisión, pero solo llegaron 398 personas.

Un día después, en el Milton Flores de La Lima era una fiesta, el local Sula y el Atlético Municipal se enfrentaban en un choque de invictos en presencia de 800 seguidores, el promedio de sus anteriores partidos en la Segunda.

Los fanáticos canarios no solo contribuyen con su entrada: también consumen, en plena 10:30 am, una cerveza de marca extranjera, patrocinadora del otrora club de la Primera en los años 80.

En comparación con los esmeraldas, a otros equipos les ha tocado un rojo más intenso en su déficit de taquilla.

El Choloma-Savio de la fecha 5 lo vieron apenas 116 seguidores en el Rubén Deras, para la peor asistencia del torneo Apertura 2012.

El Parrillas One cambió de San Pedro Sula a Tela su sede para actuar de local y promedian 900 aficionados por juego.

Es tanto el entusiasmo de los teleños que también llegan en buen número a ver los entrenamientos y acompañan en buses gratuitos a su nuevo equipo en los enfrentamientos de visita en el torneo de ascenso.

Vida y Victoria están utilizando el estadio de Olanchito mientras terminan de remodelar el Ceibeño. Los jaibos albergaron a 4,481 contra Olimpia y 3,083 frente al Motagua, en una de las mejores entradas de la competencia, solo superada por los 7,666 del clásico capitalino en la quinta fecha.

La Primera reporta 14 partidos a los que no se llegó ni siquiera a los 500 aficionados.

Olimpia, el equipo más popular del país, no está ajeno a los problemas de los chicos. Solo 635 llegaron a verlo el pasado jueves en el Nacional contra el Vida. Su mejor entrada en casa la vio contra Real España (2,577).

Al recién ascendido Real Sociedad le ha ido mucho mejor. Reporta 10,894 aficionados en 4 juegos para una media de 2,723 por duelo. Superiores a los 7,015 que apoyaron de local a Olimpia en 5 partidos (1,403 de promedio).

Liga Nacional,publico,estadios,Honduras,Segunda Division,Liga de Ascenso,Primera Division,Diario La Prensa,aficion,Futbol,