Deportes Liga de Honduras
2 de Noviembre de 2011

Un año de castigo para el presidente del Atlético Choloma

09:47AM   - Redacción:  redaccion@laprensa.hn

Javier Hernández ha sido sancionado por un año de toda actividad deportiva y será reemplazado por Leopoldo Crivelli, alcalde de Choloma.

La Comisión de Disciplina castigó por un año al presidente del Atlético Choloma, Javier Hernández, que el pasado fin de semana agredió al árbitro Ronald Hernández.

En el cuadro cholomeño no todo fue negativo porque se confirmó que el estadio Rubén Deras no será inhabilitado, así que este fin de semana albergará el juego contra el Deportes Savio.

A Hernández le impusieron una multa de 10,000 lempiras y al equipo, una de 60,000.

“Queremos aclarar que es una sanción para una persona y no debe involucrar al equipo con cierre de estadio”, dijo Kiler Acosta, presidente de la Comisión, en una conferencia de prensa en las instalaciones de la Liga Nacional.

Cuando se desarrollaba la reunión llegó el vicepresidente del Atlético Choloma, Leopol Crivelli hijo, y el directivo Óscar Tejada a mostrar una carta de la Municipalidad cholomeña solicitando que tomaran en cuenta los 6 millones de lempiras invertidos en el Rubén Deras.

Los argumentos tuvieron peso y el equipo seguirá usando su estadio en sus partidos como local. “Nuestro presidente ha dado sus disculpas. Sabemos que toda acción trae una reacción, así que estábamos preparados para la decisión”, manifestó Crivelli.

Nuevo mandamás

Por la tarde, después de confirmar la sanción para Javier, la directiva de este cuadro se reunió de emergencia para nombrar al nuevo presidente, pues el castigo incluye que Hernández no participe en ninguna actividad deportiva.

Los cholomeños determinaron que Leopoldo Crivelli padre, alcalde de Choloma, será el nuevo presidente. Como Hernández era también el representante del club en las reuniones de liga, determinaron que Crivelli hijo los representará.

Cabe recordar que, en el juego entre Choloma y Victoria, Javier Hernández salió molesto con el árbitro Ronald Hernández y consideró que este había dado demasiado tiempo adicional.

Cuando la terna arbitral se dirigía a los camerinos, Hernández, que estaba muy molesto, le dio un manotazo en la cara.

El suceso desencadenó varias reacciones. La Comisión de Arbitraje determinó que nombrarían las ternas hasta que se decidiera un castigo para Hernández y él anunció que Ronald le había pedido un dinero antes del juego y después aclaró que había habido un malentendido.

Testificó Palacios

La Comisión de Disciplina tomó la versión de Johnny Palacios, defensor del Olimpia, que había denunciado ofensas racistas de Mario Moncada en la primera vuelta en el juego Choloma-Olimpia.

Kiler Acosta dijo que este caso sigue bajo investigación. Palacios no quiso dar entrevistas.

Normas de uso: Esta es la opinión de los internautas, no de LAPRENSA.HN. No está permitido publicar comentarios ni enlaces difamatorios, injuriantes, insultos, los de contenido obsceno o pornográfico o los contrarios a las leyes de Honduras. No aceptamos comentarios fuera de tema y los que no aportan al debate, porque este espacio es para enriquecer los contenidos con las opiniones de los usuarios, coincidan o no con el criterio del editor. Los comentarios que son aceptados tratamos de publicarlos en el menor tiempo posible, pero no siempre lo conseguimos.
Ránking de notas