Más noticias

En Perú reciben a Messi al grito de "Cristiano, Cristiano" ‎

<p>El astro del Barcelona fue la atracción a la llegada de la selección argentina a Lima.</p>

/
La Selección de Argentina llegó a Perú y desató una revolución en la puerta del lujoso hotel donde se hospeda, propia de una banda teen, con fanáticos y fanáticas en cada rincón.Con Lionel Messi como la gran atracción, secundado por Gonzalo Higuaín en el aplausómetro, la albiceleste arribó a Lima cerca de las 23 (hora local) y ya está concentrada para el partido del martes, a disputarse en el estadio Nacional.Nada mas bajarse del autobús que le conducía al hotel The Westin Hotel, en el barrio de San Isidro, unas 200 personas esperaban al argentino y no dudaron en corear "Cristiano, Cristiano" los más agradables. Otros se decantaron directamente por insultos.La bienvenida mezcló a fanáticos del fútbol de ambos países, que también recibieron al equipo de Sabella con banderas, camisetas del fútbol local (se distinguían también buzos de varios equipos argentinos) y mucho ruido. Demasiado para la tranquilidad de un hotel que promete aislar a los futbolistas albicelestes, de cara al choque por eliminatorias.Un peruano demorado por insultar. En el lobby de un hotel desbordado por "intrusos" que pugnaban por una foto de Messi, un hincha peruano se peleó con los efectivos de seguridad e increpó al ayudante de Sabella, Claudio Gugnali. En segundos, fue retirado por la policía.Cuatro que no viajaron, aunque uno llega a primera hora. Sergio Agüero (se recupera de su lesión), Fabricio Coloccini (también en plena recuperación), Rodrigo Braña (suspendido) y Oscar Ustari (jugó con Boca ante Argentinos) no viajaron en el vuelo chárter a Perú. Pero de estos cuatro, quien sí estará en Lima es el arquero xeneize, que se tomará el vuelo de Lan Perú LP 2426 a las 7.45 de este lunes y llegará a la capital peruana durante la mañana.La agenda. Tras llegar a Perú, los futbolistas cenaron en el lujoso hotel Westin Lima y descansaron. Este lunes, hay entrenamiento diferenciado por la mañana y práctica por la tarde en el estadio.

La Selección de Argentina llegó a Perú y desató una revolución en la puerta del lujoso hotel donde se hospeda, propia de una banda teen, con fanáticos y fanáticas en cada rincón.

Con Lionel Messi como la gran atracción, secundado por Gonzalo Higuaín en el aplausómetro, la albiceleste arribó a Lima cerca de las 23 (hora local) y ya está concentrada para el partido del martes, a disputarse en el estadio Nacional.

Nada mas bajarse del autobús que le conducía al hotel The Westin Hotel, en el barrio de San Isidro, unas 200 personas esperaban al argentino y no dudaron en corear "Cristiano, Cristiano" los más agradables. Otros se decantaron directamente por insultos.

La bienvenida mezcló a fanáticos del fútbol de ambos países, que también recibieron al equipo de Sabella con banderas, camisetas del fútbol local (se distinguían también buzos de varios equipos argentinos) y mucho ruido. Demasiado para la tranquilidad de un hotel que promete aislar a los futbolistas albicelestes, de cara al choque por eliminatorias.

Un peruano demorado por insultar. En el lobby de un hotel desbordado por "intrusos" que pugnaban por una foto de Messi, un hincha peruano se peleó con los efectivos de seguridad e increpó al ayudante de Sabella, Claudio Gugnali. En segundos, fue retirado por la policía.

Cuatro que no viajaron, aunque uno llega a primera hora. Sergio Agüero (se recupera de su lesión), Fabricio Coloccini (también en plena recuperación), Rodrigo Braña (suspendido) y Oscar Ustari (jugó con Boca ante Argentinos) no viajaron en el vuelo chárter a Perú. Pero de estos cuatro, quien sí estará en Lima es el arquero xeneize, que se tomará el vuelo de Lan Perú LP 2426 a las 7.45 de este lunes y llegará a la capital peruana durante la mañana.

La agenda. Tras llegar a Perú, los futbolistas cenaron en el lujoso hotel Westin Lima y descansaron. Este lunes, hay entrenamiento diferenciado por la mañana y práctica por la tarde en el estadio.

Lima,Peru,Argentina,LIonel Messi,Albiceleste,