Más noticias

Kaká: "Poco a poco voy demostrando mi calidad"

<p>El brasileño protagoniza el plácido triunfo del Real Madrid ante el Ajax, en el Santiago Bernabéu con un gol y una asistencia.</p>

/
El Real Madrid necesitaba un partido como el del Bernabéu. Bien resuelto y mejor jugado ante un Ajax de Amsterdam tan atrevido como tierno.Una víctima propicia para un equipo que arrastraba dudas. La noche, plácida como pocas pese a un par de sustos en el arranque desbaratados por Casillas, sirvió para que los blancos sumaran tres puntos y se despreocuparan de la Champions, pero también para reafirmarse en su idea, la de Mourinho: aquí se juega al contragolpe.El estilo, guste o no, es innegociable. Los resultados, desde luego, le dan la razón. Las buenas noticias, en cualquier caso, no se quedaron ahí. El espléndido partido de Kaká invita al optimismo. Después de una dura travesía por el desierto de las lesiones, el brasileño parece que vuelve por sus fueros.Ya apuntó maneras ante el Rayo, pero ayer frente al Ajax fue de lo mejorcito de su equipo. Socio para todos, sobre todo para Özil y Alonso, Kaká vertebró el fútbol de ataque (perdón, de contraataque) de los blancos. También se animó con el gol, reeditando la potencia y el instinto que en su día le coronaron como el mejor del mundo. Si la forma le acompaña promete ser importante para el Madrid, si Di María no dice lo contrario, que de momento no parece que vaya a hacerlo.LA JUGADA PERFECTABaste como ejemplo de su recuperación la jugada que propició el primer gol, el de Ronaldo. El brasileño tiró una sensacional pared con el delantero para, seguidamente, buscar el desmarque de Özil que, fácil, le sirvió en ventaja el balón a Benzema. El francés, mejor asistente que ariete, puso la pelota en el corazón del área para que Cristiano la estampara en la red.Siete toques frenéticos para un gol que resumió el libreto de Mourinho. Seguro que el portugués, desde su refugio en la grada, se relamió. El tanto madridista terminó por desarbolar a un Ajax que abrió las barreras para que se culminara la goleada.Kaká hizo el segundo antes del descanso y dio el tercero a Benzema a poco de volver de la caseta para certificar que su entrenador no confía en él porque sí. Con todo, habrá que esperar a partidos de enjundia para ratificar la resurrección.FELIZEl brasileño se mostraba feliz tras su segunda titularidad concesutiva, coronada además con un buen gol: "Sí, poco poco voy mostrando cosas", comentó."Ha sido un buen partido del equipo y mío. Poco a poco voy demostrando mi calidad. Una vez más digo que quiero triunfar en el Real Madrid"."El equipo ha estado muy bien. Hemos respondido a esa semana mala. Después de dos partidos malos, hemos sumado dios victorias. Ahora, a ver si podemos seguir con esa dinámica ante el espanyol, para llegar mejor aún a la pausa de las selecciones".Kaká aseguró que el futuro del Madrid en Champions está bastante despejado: "Ahora tenemos un partido muy importante con el Lyon en casa. Si lo ganamos, se nos ponen las cosas muy bien, y podremos definir el grupo muy pronto".

El Real Madrid necesitaba un partido como el del Bernabéu. Bien resuelto y mejor jugado ante un Ajax de Amsterdam tan atrevido como tierno.

Una víctima propicia para un equipo que arrastraba dudas. La noche, plácida como pocas pese a un par de sustos en el arranque desbaratados por Casillas, sirvió para que los blancos sumaran tres puntos y se despreocuparan de la Champions, pero también para reafirmarse en su idea, la de Mourinho: aquí se juega al contragolpe.

El estilo, guste o no, es innegociable. Los resultados, desde luego, le dan la razón. Las buenas noticias, en cualquier caso, no se quedaron ahí. El espléndido partido de Kaká invita al optimismo. Después de una dura travesía por el desierto de las lesiones, el brasileño parece que vuelve por sus fueros.

Ya apuntó maneras ante el Rayo, pero ayer frente al Ajax fue de lo mejorcito de su equipo. Socio para todos, sobre todo para Özil y Alonso, Kaká vertebró el fútbol de ataque (perdón, de contraataque) de los blancos. También se animó con el gol, reeditando la potencia y el instinto que en su día le coronaron como el mejor del mundo. Si la forma le acompaña promete ser importante para el Madrid, si Di María no dice lo contrario, que de momento no parece que vaya a hacerlo.

LA JUGADA PERFECTA

Baste como ejemplo de su recuperación la jugada que propició el primer gol, el de Ronaldo. El brasileño tiró una sensacional pared con el delantero para, seguidamente, buscar el desmarque de Özil que, fácil, le sirvió en ventaja el balón a Benzema. El francés, mejor asistente que ariete, puso la pelota en el corazón del área para que Cristiano la estampara en la red.

Siete toques frenéticos para un gol que resumió el libreto de Mourinho. Seguro que el portugués, desde su refugio en la grada, se relamió. El tanto madridista terminó por desarbolar a un Ajax que abrió las barreras para que se culminara la goleada.

Kaká hizo el segundo antes del descanso y dio el tercero a Benzema a poco de volver de la caseta para certificar que su entrenador no confía en él porque sí. Con todo, habrá que esperar a partidos de enjundia para ratificar la resurrección.

FELIZ

El brasileño se mostraba feliz tras su segunda titularidad concesutiva, coronada además con un buen gol: "Sí, poco poco voy mostrando cosas", comentó.

"Ha sido un buen partido del equipo y mío. Poco a poco voy demostrando mi calidad. Una vez más digo que quiero triunfar en el Real Madrid".

"El equipo ha estado muy bien. Hemos respondido a esa semana mala. Después de dos partidos malos, hemos sumado dios victorias. Ahora, a ver si podemos seguir con esa dinámica ante el espanyol, para llegar mejor aún a la pausa de las selecciones".

Kaká aseguró que el futuro del Madrid en Champions está bastante despejado: "Ahora tenemos un partido muy importante con el Lyon en casa. Si lo ganamos, se nos ponen las cosas muy bien, y podremos definir el grupo muy pronto".

Champions League,Ajax,Kaka,Real Madrid,