Las bodas de oro de Los Silver Star

<p>El grupo celebra 50 años de trayectoria. Nació en Goascorán y se asentó en La Lima con todo su ritmo.</p>

/
La pequeña escuela de niñas Andrea Gonzales en Goascorán, Valle, fue hace 50 años el primer escenario en el que se presentó un grupo de grandes músicos de antaño que unieron su talento y pasión para dar vida a una de las agrupaciones más emblemáticas de Honduras: Los Silver Star.La historia nos remonta, en la voz del profesor Alex Zelaya a través de un video, a un 11 de junio de 1962. Aquella banda que emanaba ricas melodías con perfecta sinfonía y nostalgia y que se hacía llamar Ecos Goascoranenses comenzaba a brillar como estrellas plateadas del firmamento artístico nacional.Su fundador fue el maestro Juan Cárcamo Arias, que reunió a jóvenes inquietos de la época un 24 de diciembre de 1961 para mostrar su arte musical en la residencia de Guillermo López en Comayagüela.Sus primeros integrantes Fernando Lezama, Adalberto y Natanael López, José Elías Padilla, Rolando Mejía y Alonso Ochoa jamás pensaron que Los Silver Star, nombre con el que fue oficialmente bautizada la banda tras un sorteo por José Alonso García Suárez, tendría el orgullo de cumplir 50 años de vida artística en este 2012.La banda ha resistido al paso del tiempo, de los gustos musicales de los hondureños, de la influencia internacional que se escucha en las radios locales y sobre todo, que cada día con pocos los jóvenes a quienes les gusta lo hecho en Honduras. Vivir en Rosa tiene el gusto de celebrar los éxitos de esta banda que hizo de Goascorán una canción considerada por los maestros e intérpretes, una joya instrumental de la música hondureña.RemembranzasTras su fundación, Los Silver Star amenizaron durante seis años las fiestas de las zonas cercanas de Goascorán hasta que un 2 de diciembre de 1967, Wilfredo García Osorio los invitó a La Lima para hacer un mano a mano con los desaparecidos Catrachos Boys en el inolvidable Club Sula. En febrero de 1968 se mudaron a la ciudad del oro verde para nunca más dejar de cantar y alegrar a los hondureños con temas como Festival del sur, Noches en frontera, Pecado de amor, Medias de Ruperta, Patty y la célebre Goascorán.Debido a que en ese tiempo, los músicos no recibían grandes sueldos, trabajaban como vigilantes de la Tela Railroad Company para pagar la renta de los cuartos en el hotel Cha Cha Cha y con el dinero que ganaban en sus presentaciones, adquirían o pagaban sus instrumentos.La fama de Los Silver Star se fue haciendo cada día mayor y en 1969 grabaron por primera vez sus primeros temas en el edificio Palomo de San Salvador. Las canciones que no tenían más que buena composición y letras curiosas y románticas los hicieron populares y dos años después emprenden una nueva aventura: su primera gira a Estados Unidos.Desde Nueva York hasta San Francisco, la banda estuvo presentándose. Sus músicos fundadores tienen el orgullo de haber amenizado una celebración en el hotel Waldorf Astoria, “que en ese momento era el mejor hotel del mundo”, afirma el maestro Alex Zelaya en su grabación histórica. Aprovecharon ese viaje para grabar su primer “long play” los discos de acetato de aquellos tiempos y que hoy son historia y recuerdos.En 1972 graban su segundo disco con temas como La chica del Picacho y Dime la verdad. Poco a poco, la agrupación de hombres estilizados y vistiendo impecables pantalones blancos y acampanados se consolidaba y con el tiempo fue adquirido por Raúl y Linda Concha Folgar.AplausosEste matrimonio, muy famoso de La Lima, hizo de Los Silver Star el grupo sensación del bailable La Roca, un lugar donde desfilaban muchas parejas de la zona norte de Honduras amantes de las verbenas con ese espíritu sano y ameno que ya no existe en la actualidad.Al mando de Linda Concha, la agrupación le aportó más temas inéditos y populares al cancionero nacional. Imposible no cantar o bailar canciones como Catalina la coja, Carne Asada, El pato y la gallina, Linda ya no te aguanto, Dándose vuelta, Canto a mi tierra, Punta Silver y más donde la autora, de muchos de ellos, se inspiró en la vida cotidiana e insólitos personajes que para muchos no representarían la inspiración para una canción.Desde hace 44 años, Los Silver Star están al mando de esta mujer que le ha inyectado dinamismo y vanguardismo a los músicos. Con el ritmo punta como bandera instrumental, sus interpretaciones ponen a bailar a todos en esas fiestas tradicionales que se resisten a desaparecer.Celebración¿Cómo se festejará este cincuentenario? La agrupación liderada por la dama limeña Linda Concha de Folgar tiene preparado varios eventos para compartir todos los éxitos auténticos de Los Silver Star.Se van de gira internacional arranca el 30 de agosto por varias ciudades de Estados Unidos y España. En Honduras, para celebrar con todos sus seguidores, en noviembre se prepara un tour que comenzará en Goascorán y continuará en comunidades como Comayagua, La Lima, San Pedro Sula, Potrerillos, Santa Rita, La Paz y otros puntos donde su música es la preferida.La orquesta ha tenido gran éxito en todos estos años gracias a su repertorio tan clásico y pegajoso y que ante todo, sigue innovando su estilo pero sin perder la esencia que late fuerte en el corazón del grupo.Además, habrá reconocimientos para aquellos músicos que han estado ahí, siempre fieles a la música de las estrellas plateadas, que hoy brillan con más fulgor que nunca.Con su eslogan “siempre con algo nuevo”, el grupo al que muchos conocen como “el espectáculo total de Honduras” se prepara para seguir deleitando a los hondureños con cantantes y músicos vibrantes, esculturales bailarinas que siempre han caracterizado a la orquesta y esa energía que proyectan en el escenario al interpretar sus temas inéditos o canciones con sus respectivos arreglos musicales al estilo de Los Silver Star.En abril de 2012, estrenaron el tema y video Y volveré, original de Los Ángeles Negros, con un arreglo al estilo cumbia y lleno de sabor bailable. Hace algunos días lanzaron el sencillo Ella se va con una fusión de género urbano y la colaboración del cantante El Chevo. También han adicionado a su repertorio dos nuevos merengues: Mentirosa y Un loco.Gracias a todos los logros y la trayectoria de la banda, se les otorgó la visa diplomática al conjunto, por ser embajadores de la cultura musical hondureña. Con sus nueve producciones discográficas, más de 30 melodías auténticas, un público que los aclama dentro y fuera del país y con sus 50 años de carrera, Los Silver Star constituyen una banda de gran orgullo.

La pequeña escuela de niñas Andrea Gonzales en Goascorán, Valle, fue hace 50 años el primer escenario en el que se presentó un grupo de grandes músicos de antaño que unieron su talento y pasión para dar vida a una de las agrupaciones más emblemáticas de Honduras: Los Silver Star.

La historia nos remonta, en la voz del profesor Alex Zelaya a través de un video, a un 11 de junio de 1962. Aquella banda que emanaba ricas melodías con perfecta sinfonía y nostalgia y que se hacía llamar Ecos Goascoranenses comenzaba a brillar como estrellas plateadas del firmamento artístico nacional.

Su fundador fue el maestro Juan Cárcamo Arias, que reunió a jóvenes inquietos de la época un 24 de diciembre de 1961 para mostrar su arte musical en la residencia de Guillermo López en Comayagüela.

Sus primeros integrantes Fernando Lezama, Adalberto y Natanael López, José Elías Padilla, Rolando Mejía y Alonso Ochoa jamás pensaron que Los Silver Star, nombre con el que fue oficialmente bautizada la banda tras un sorteo por José Alonso García Suárez, tendría el orgullo de cumplir 50 años de vida artística en este 2012.

La banda ha resistido al paso del tiempo, de los gustos musicales de los hondureños, de la influencia internacional que se escucha en las radios locales y sobre todo, que cada día con pocos los jóvenes a quienes les gusta lo hecho en Honduras.
Vivir en Rosa tiene el gusto de celebrar los éxitos de esta banda que hizo de Goascorán una canción considerada por los maestros e intérpretes, una joya instrumental de la música hondureña.

Remembranzas

Tras su fundación, Los Silver Star amenizaron durante seis años las fiestas de las zonas cercanas de Goascorán hasta que un 2 de diciembre de 1967, Wilfredo García Osorio los invitó a La Lima para hacer un mano a mano con los desaparecidos Catrachos Boys en el inolvidable Club Sula.
En febrero de 1968 se mudaron a la ciudad del oro verde para nunca más dejar de cantar y alegrar a los hondureños con temas como Festival del sur, Noches en frontera, Pecado de amor, Medias de Ruperta, Patty y la célebre Goascorán.

Debido a que en ese tiempo, los músicos no recibían grandes sueldos, trabajaban como vigilantes de la Tela Railroad Company para pagar la renta de los cuartos en el hotel Cha Cha Cha y con el dinero que ganaban en sus presentaciones, adquirían o pagaban sus instrumentos.

La fama de Los Silver Star se fue haciendo cada día mayor y en 1969 grabaron por primera vez sus primeros temas en el edificio Palomo de San Salvador. Las canciones que no tenían más que buena composición y letras curiosas y románticas los hicieron populares y dos años después emprenden una nueva aventura: su primera gira a Estados Unidos.

Desde Nueva York hasta San Francisco, la banda estuvo presentándose. Sus músicos fundadores tienen el orgullo de haber amenizado una celebración en el hotel Waldorf Astoria, “que en ese momento era el mejor hotel del mundo”, afirma el maestro Alex Zelaya en su grabación histórica. Aprovecharon ese viaje para grabar su primer “long play” los discos de acetato de aquellos tiempos y que hoy son historia y recuerdos.

En 1972 graban su segundo disco con temas como La chica del Picacho y Dime la verdad. Poco a poco, la agrupación de hombres estilizados y vistiendo impecables pantalones blancos y acampanados se consolidaba y con el tiempo fue adquirido por Raúl y Linda Concha Folgar.

Aplausos

Este matrimonio, muy famoso de La Lima, hizo de Los Silver Star el grupo sensación del bailable La Roca, un lugar donde desfilaban muchas parejas de la zona norte de Honduras amantes de las verbenas con ese espíritu sano y ameno que ya no existe en la actualidad.

Al mando de Linda Concha, la agrupación le aportó más temas inéditos y populares al cancionero nacional. Imposible no cantar o bailar canciones como Catalina la coja, Carne Asada, El pato y la gallina, Linda ya no te aguanto, Dándose vuelta, Canto a mi tierra, Punta Silver y más donde la autora, de muchos de ellos, se inspiró en la vida cotidiana e insólitos personajes que para muchos no representarían la inspiración para una canción.

Desde hace 44 años, Los Silver Star están al mando de esta mujer que le ha inyectado dinamismo y vanguardismo a los músicos. Con el ritmo punta como bandera instrumental, sus interpretaciones ponen a bailar a todos en esas fiestas tradicionales que se resisten a desaparecer.

Celebración

¿Cómo se festejará este cincuentenario? La agrupación liderada por la dama limeña Linda Concha de Folgar tiene preparado varios eventos para compartir todos los éxitos auténticos de Los Silver Star.Se van de gira internacional arranca el 30 de agosto por varias ciudades de Estados Unidos y España. En Honduras, para celebrar con todos sus seguidores, en noviembre se prepara un tour que comenzará en Goascorán y continuará en comunidades como Comayagua, La Lima, San Pedro Sula, Potrerillos, Santa Rita, La Paz y otros puntos donde su música es la preferida.

La orquesta ha tenido gran éxito en todos estos años gracias a su repertorio tan clásico y pegajoso y que ante todo, sigue innovando su estilo pero sin perder la esencia que late fuerte en el corazón del grupo.

Además, habrá reconocimientos para aquellos músicos que han estado ahí, siempre fieles a la música de las estrellas plateadas, que hoy brillan con más fulgor que nunca.

Con su eslogan “siempre con algo nuevo”, el grupo al que muchos conocen como “el espectáculo total de Honduras” se prepara para seguir deleitando a los hondureños con cantantes y músicos vibrantes, esculturales bailarinas que siempre han caracterizado a la orquesta y esa energía que proyectan en el escenario al interpretar sus temas inéditos o canciones con sus respectivos arreglos musicales al estilo de Los Silver Star.

En abril de 2012, estrenaron el tema y video Y volveré, original de Los Ángeles Negros, con un arreglo al estilo cumbia y lleno de sabor bailable. Hace algunos días lanzaron el sencillo Ella se va con una fusión de género urbano y la colaboración del cantante El Chevo. También han adicionado a su repertorio dos nuevos merengues: Mentirosa y Un loco.

Gracias a todos los logros y la trayectoria de la banda, se les otorgó la visa diplomática al conjunto, por ser embajadores de la cultura musical hondureña. Con sus nueve producciones discográficas, más de 30 melodías auténticas, un público que los aclama dentro y fuera del país y con sus 50 años de carrera, Los Silver Star constituyen una banda de gran orgullo.

Honduras,Tegucigalpa,laprensa.hn,San Pedro Sula,Noticias de Honduras,Diario La Prensa,La Prensa de Honduras,Los Silver Star,