Más noticias

Carros alquilados por Policía eran usados por particulares

<p>El Estado pagaba 75 dólares diarios por el arrendamiento de los automóviles.</p>

/
La Secretaría de Seguridad decomisó 25 carros lujosos que eran alquilados para la Policía, pero que varios funcionarios, oficiales y exfuncionarios usaban para sus actividades personales.Héctor Iván Mejía, portavoz de la Secretaría de Seguridad, confirmó anoche el decomiso de los automóviles.Mejía reveló que unos 300 elementos que ejecutaban actividades de seguridad al margen de las ramas de la Policía fueron desconcentrados para que desempeñen funciones en unidades operativas, jefaturas departamentales y municipales del país. Aunque no mencionó nombres de los involucrados, Mejía indicó que se ha logrado establecer que hay arrendamientos de vehículos que van desde 72 hasta los 75 dólares diarios de alquiler.“Se detectó que había unos 25 vehículos propiamente asignados a la Policía, pero que quienes habían estado en algunos puestos, estaban todavía haciendo uso de esos automotores”, expresó.El portavoz aseguró que hicieron los decomisos del caso y las notificaciones a las arrendadoras de vehículos para establecer que ya no hay ninguna responsabilidad por contrataciones hechas en el pasado. Mejía no aclaró si estos miembros de la institución serán castigados ni reveló los nombres de los mismos.Reveló que se ha logrado establecer que hay arrendamiento de vehículos desde 72 hasta 75 dólares diarios por cada uno.Los vehículos eran utilizados por oficiales de Policía que se habían desempeñado hace algunos meses o años en algunas posiciones de mandos y direcciones.El vocero policial reconoció que con la acción de regresar estos vehículos a sus arrendadoras, la Secretaría de Seguridad se ahorrará una gran cantidad de recursos.  Reasignan 300 policíasEl pasado 21 de junio, las autoridades de la Policía ordenaron reasignar funciones a 300 agentes que estaban asignados a cuidar bienes privados y personas particulares. La orden fue emitida por el comisionado Juan Carlos Bonilla, director de la Policía Nacional.Bonilla determinó tomar la decisión de focalizar esos recursos humanos y destinarlos al combate a la delincuencia civil y organizada.Ante esa situación, el vocero policial exteriorizó que algunos de estos elementos serán sometidos a un sistema de monitoreo de desempeño para establecer si todavía cubren las capacidades suficientes para generar el servicio al público.De lo contrario pasarán a un proceso de inducción de tres a seis meses para actualizar sus capacidades y luego ser asignados.Asimismo serán sometidos a las pruebas de confianza que actualmente efectúa la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial.Bonilla dijo el pasado miércoles: “No podemos permitir que la Policía sea un elefante blanco”.Agregó: “Los oficiales que no ejecuten las órdenes de captura en tiempo y forma habrá castigos para ellos. Tenemos que evitar las presunciones y la chismografía. Le pido al pueblo que mande la información adonde corresponde”.

La Secretaría de Seguridad decomisó 25 carros lujosos que eran alquilados para la Policía, pero que varios funcionarios, oficiales y exfuncionarios usaban para sus actividades personales.

Héctor Iván Mejía, portavoz de la Secretaría de Seguridad, confirmó anoche el decomiso de los automóviles.

Mejía reveló que unos 300 elementos que ejecutaban actividades de seguridad al margen de las ramas de la Policía fueron desconcentrados para que desempeñen funciones en unidades operativas, jefaturas departamentales y municipales del país. Aunque no mencionó nombres de los involucrados, Mejía indicó que se ha logrado establecer que hay arrendamientos de vehículos que van desde 72 hasta los 75 dólares diarios de alquiler.

“Se detectó que había unos 25 vehículos propiamente asignados a la Policía, pero que quienes habían estado en algunos puestos, estaban todavía haciendo uso de esos automotores”, expresó.

El portavoz aseguró que hicieron los decomisos del caso y las notificaciones a las arrendadoras de vehículos para establecer que ya no hay ninguna responsabilidad por contrataciones hechas en el pasado. Mejía no aclaró si estos miembros de la institución serán castigados ni reveló los nombres de los mismos.

Reveló que se ha logrado establecer que hay arrendamiento de vehículos desde 72 hasta 75 dólares diarios por cada uno.

Los vehículos eran utilizados por oficiales de Policía que se habían desempeñado hace algunos meses o años en algunas posiciones de mandos y direcciones.

El vocero policial reconoció que con la acción de regresar estos vehículos a sus arrendadoras, la Secretaría de Seguridad se ahorrará una gran cantidad de recursos.
Reasignan 300 policías

El pasado 21 de junio, las autoridades de la Policía ordenaron reasignar funciones a 300 agentes que estaban asignados a cuidar bienes privados y personas particulares.
La orden fue emitida por el comisionado Juan Carlos Bonilla, director de la Policía Nacional.

Bonilla determinó tomar la decisión de focalizar esos recursos humanos y destinarlos al combate a la delincuencia civil y organizada.

Ante esa situación, el vocero policial exteriorizó que algunos de estos elementos serán sometidos a un sistema de monitoreo de desempeño para establecer si todavía cubren las capacidades suficientes para generar el servicio al público.

De lo contrario pasarán a un proceso de inducción de tres a seis meses para actualizar sus capacidades y luego ser asignados.

Asimismo serán sometidos a las pruebas de confianza que actualmente efectúa la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial.

Bonilla dijo el pasado miércoles: “No podemos permitir que la Policía sea un elefante blanco”.

Agregó: “Los oficiales que no ejecuten las órdenes de captura en tiempo y forma habrá castigos para ellos. Tenemos que evitar las presunciones y la chismografía. Le pido al pueblo que mande la información adonde corresponde”.

Honduras,Tegucigalpa,laprensa.hn,San Pedro Sula,Noticias de Honduras,Diario La Prensa,La Prensa de Honduras,Policía Nacional,Policía de Honduras,Decomiso de 25 carros lujosos,