Más noticias

Trabajadores preparan compra

<p>La planta procesadora de camarones reanudó operaciones el 3 de julio.</p>

/
Los empleados permanentes y temporales de la empacadora Ibermar (Iberoamericana de Mariscos)comenzaron ayer a preparar una oferta que presentarán a la Secretaría de Finanzas para la administración de la planta.El interés por el manejo de ese bien público ha cobrado auge después de que el exsecretario de Finanzas Héctor Guillén arrendó a los técnicos las seis fincas del grupo Hondufarms-Ibermar por la irrisoria cantidad de 500,000 lempiras anuales.El personal permanente y eventual se reunió la tarde de ayer para analizar las opciones que tienen para lograr la administración de la empacadora, destacando las figuras de arrendamiento con opción a compra y una alianza público-privada.El Gobierno aprobó el 15 de agosto de 2008 el acuerdo 0846, publicado en La Gaceta 31,826 del 2 de febrero de 2009, mediante el cual se autorizaba la subasta pública del grupo camaronero Hondufarms-Ibermar; pero Héctor Guillén firmó el 4 de julio de 2012 el contrato de arrendamiento con el “técnico” Douglas Perdomo Pinel, lo que generó un escándalo al denunciar el periodista Ariel D’ Vicente que los 1,125,000 lempiras decomisados a la esposa del exministro de Finanzas eran parte del pago de dádivas por 3.2 millones a un funcionario.Wilson Lozano, representante de la Asociación de Empleados de Hondufarms-Ibermar, manifestó que preparan una propuesta al Gobierno en caso que la planta sea arrendada, agregando que los términos que prevalecerán en las negociaciones serán “ganar, ganar”.Agregó que los empleados han demostrado capacidad para manejar la empacadora y han sido otros factores los que han contribuido para que el grupo haya reportado pérdidas en los ejercicios 2009 y 2011.Según estimaciones preliminares de la asociación, Ibermar puede generarle al fisco utilidades netas por 35 millones de lempiras durante 2013.Ver más noticias sobre Honduras

Los empleados permanentes y temporales de la empacadora Ibermar (Iberoamericana de Mariscos)comenzaron ayer a preparar una oferta que presentarán a la Secretaría de Finanzas para la administración de la planta.

El interés por el manejo de ese bien público ha cobrado auge después de que el exsecretario de Finanzas Héctor Guillén arrendó a los técnicos las seis fincas del grupo Hondufarms-Ibermar por la irrisoria cantidad de 500,000 lempiras anuales.

El personal permanente y eventual se reunió la tarde de ayer para analizar las opciones que tienen para lograr la administración de la empacadora, destacando las figuras de arrendamiento con opción a compra y una alianza público-privada.

El Gobierno aprobó el 15 de agosto de 2008 el acuerdo 0846, publicado en La Gaceta 31,826 del 2 de febrero de 2009, mediante el cual se autorizaba la subasta pública del grupo camaronero Hondufarms-Ibermar; pero Héctor Guillén firmó el 4 de julio de 2012 el contrato de arrendamiento con el “técnico” Douglas Perdomo Pinel, lo que generó un escándalo al denunciar el periodista Ariel D’ Vicente que los 1,125,000 lempiras decomisados a la esposa del exministro de Finanzas eran parte del pago de dádivas por 3.2 millones a un funcionario.

Wilson Lozano, representante de la Asociación de Empleados de Hondufarms-Ibermar, manifestó que preparan una propuesta al Gobierno en caso que la planta sea arrendada, agregando que los términos que prevalecerán en las negociaciones serán “ganar, ganar”.

Agregó que los empleados han demostrado capacidad para manejar la empacadora y han sido otros factores los que han contribuido para que el grupo haya reportado pérdidas en los ejercicios 2009 y 2011.

Según estimaciones preliminares de la asociación, Ibermar puede generarle al fisco utilidades netas por 35 millones de lempiras durante 2013.

Ver más noticias sobre Honduras

Honduras,Tegucigalpa,laprensa.hn,San Pedro Sula,Noticias de Honduras,Diario La Prensa,La Prensa de Honduras,camaroneras,Empacadora Ibermar,