Deportes Liga de Honduras
23 de Julio de 2012

Ramón Primitivo Maradiaga: “Nunca me han ofrecido sobornos”

11:11AM   - Redacción:  redaccion@laprensa.hn

Dice que para contestar a un eventual ofrecimiento de la Bicolor el banquillo debe estar vacante.

Aquel 3-0 de México sobre Honduras en el estadio Azteca le caló hondo a Ramón Enrique Maradiaga, una herida que costó sanar, una acusación de soborno imposible de olvidar.

El Primi era el seleccionador en aquel 4 de noviembre de 2001 cuando Honduras se jugaba el pase al Mundial Corea-Japón 2002. Después del resultado vino la lluvia de especulaciones. Maradiaga admite en entrevista con GOLAZO que le dolió y le sigue doliendo ese episodio bochornoso.

Los partidos amañados son una bomba de tiempo en países de primer nivel como Italia hasta nuestro vecino Guatemala, donde incluso el exjugador de Marathón y Motagua, Guillermo Pando Ramírez, anunció su retiro del fútbol por estar involucrado en un caso de esta clase.

-¿Debemos preocuparnos de que un cáncer maligno de esos toque a Honduras?

Trato de creer que el fútbol es limpio, pero con tantas cosas que se dan no se sabe. Ya aquí se castigó a jugadores por la entrega de un partido.

-¿A usted le han ofrecido soborno en su era de jugador o ahora como entrenador?

La verdad es que no. Lo diría si me hicieron el ofrecimiento. Aquí uno debe tratar de cuidar su imagen. Se me deterioró en la clasificación Corea-Japón cuando se dijo lo de México. Me afectó; fue una forma de vengarse por muchas cosas que no permití en la Selección. Fue algo que dolió, la gente lo creyó y lo sigue creyendo. Espero que no ocurra acá. Ante todo está la honestidad.

-Por mucho tiempo dijo que no volvería a dirigir la Selección, pero ahora está más abierto al tema. ¿Hay realmente alguna posibilidad?

Por el momento, ninguna. Respeto al profesional que está. Solo en el caso de una cesantía. Soy claro, aunque hay muchos a quienes se les derrama la miel por estar en esa posición y hacen lo imposible por desestabilizar. A veces es cosa de ambición. Una vez cuando se me se me dio una opción en el León en México, el presidente me dijo: Quiero que andés en todos los partidos del club porque el técnico tiene tres partidos. Le contesté que si en eso consistía (la oferta para ser contratado), regresaba y lo hice. No ando anhelando que le vaya mal a un técnico.

-El no rotundo desapareció.

No hay cambio. Sé que hay cosas difíciles que pueden cambiar. El comportamiento hacia el técnico nacional es diferente al extranjero. Para tomar una decisión de esas se deben poner las condiciones claras. Vivimos dificultades externas. Antes hubo una persona que confió mucho en nosotros, como Lisandro Flores Guillén, pero hubo otra gente en la Federación que boicoteó. No tengo ninguna aspiración hoy.

-¿Y lo de nunca dirigir a Olimpia sigue firme?

Eso sí. No es por odio; es simplemente un sentimiento. No me veo dirigiendo a Olimpia.

-Pasemos al Marathón. ¿Qué diferente será en este torneo?

La diferencia es que hemos trabajado con tiempo, disponiendo de los jugadores pretendidos y de los disponibles. La idea es ser un equipo que dé la pelea en cualquier estadio; la meta es el campeonato.

-¿Afectado por la final perdida contra Olimpia?

Afectados en el momento. Estamos curtidos de ganar y perder. No tiene por qué haber mayor efecto. Se perdió mal. Marathón no demostró lo que se pudo haber hecho. Llegar a la final no es ningún bálsamo. Queremos llegar y ganar. Sabemos que ahora los demás se están preparando para eso.

-Sigue sin ser campeón con otra camisola que no sea la de Motagua.

No me preocupa. Está mi reto por aparte, pero no es algo que me obsesione o me saque de mi comportamiento. Los jugadores saben que desde que estoy acá es para ganar. En cualquier momento se puede dar.

-Marathón no hizo contrataciones mediáticas. Es plantilla de hombres, como le gusta decirlo.

Es lo que se busca; traer nombres es muy fácil. No soy apegado a hacer equipos a golpe de talonarios y chequeras, sino de jugadores que sientan el deseo de jugar y ganar. Debe haber orgullo por hacer bien las cosas.

-¿Ya no viene otro extranjero?

Está Rony Flores. Se cerró el capítulo de contrataciones. Aunque poco lo conozco. Esperemos que consolide ese departamento.

-¿En qué cambiará Marathón?

Comportamiento, disposición para los partidos. En el torneo anterior tuvimos tres oportunidades para terminar primeros de las dos vueltas. Fuimos muy pasivos, no fuimos capaces y al final nos pasó factura porque pudimos cerrar la final en casa.

-Viene un nuevo duelo maestro-alumno en el clásico sampedrano, ¿o acaso se le debe considerar ya uno de maestro contra maestro?

Siempre le tengo el mismo respeto (a Chelato Uclés). Es alguien a quien le debo en mi carrera como jugador y técnico. Sé cuales son sus aspiraciones. Siempre busca la perfección, que es difícil en el fútbol. Si hay algo que cultivó en mí fue la exigencia de la perfección, de equivocarnos lo menos posible. Él decía ‘podemos equivocarnos técnicamente, pero no en la visión, en el aspecto mental de lo que queremos; cuando nos complicamos en la cabeza se pierde todo’. Ya hemos tenido otras confrontaciones. Entiendo, tengo claro, que dos equipos entrarán a jugar y agradar, con nuestro estilo. Él nos impregnó jugar bien, hacer las cosas simples. Lo va a conseguir en el España sin mayor alboroto.

-¿Son favoritos?

Aquí, nadie. Todos empezamos de cero, es la prensa que pone etiquetas.

-¿Se quejan los seguidores del Marathón de que quiera a Motagua; sigue pensando en la forma como salió de los azules?

Lo olvidé desde el momento que salí el 15 de septiembre, cuando me dijeron que me retiraba. Ese capítulo terminó. No puedo quedarme sentado viendo la puerta que se cerró. Ahora miro las puertas de enfrente. Allí estaba la de Marathón. Que diga que soy Motagua no complica. En las semifinales se argumentó que Marathón iba a regalar los partidos frente a Motagua. Se ganó la serie y nadie dijo anda. Es nuestra forma de vida. Se busca hacer daño y cuando es al contrario, nos escondemos.

-Lo criticaron porque retiró a su equipo y no se jugó el amistoso contra Choloma el pasado viernes.

El campo estaba impecable, pero sin marcaje en un sector del terreno y los árbitros, que no se habían ni vestido, me dijeron que no pitarían si no se marcaba. De igual manera yo no jugaba de esa forma, si no sería un potrero sin cerco, donde se podría correr para cualquier lado.

-No le gustó al técnico de los cholomeños, Edwin Pavón.

Me tiene sin cuidado. Acá uso las palabras de don Quijote a Sancho, cuando le dijo que si los perros ladran, es porque algo quieren quitar. No vale la pena. Son personas que quizás tienen celos o envidia.

-En las Olimpiadas ¿a qué podemos aspirar con los Sub-23?

Esperemos lo mejor. El técnico ha tenido tiempo. En Sídney empatamos uno y ganamos otro, pero se dieron otros resultados en el grupo que evitaron clasificarnos. Ojalá esta Olímpica nos dé mejores alegrías.

Normas de uso: Esta es la opinión de los internautas, no de LAPRENSA.HN. No está permitido publicar comentarios ni enlaces difamatorios, injuriantes, insultos, los de contenido obsceno o pornográfico o los contrarios a las leyes de Honduras. No aceptamos comentarios fuera de tema y los que no aportan al debate, porque este espacio es para enriquecer los contenidos con las opiniones de los usuarios, coincidan o no con el criterio del editor. Los comentarios que son aceptados tratamos de publicarlos en el menor tiempo posible, pero no siempre lo conseguimos.
Ránking de notas