Más noticias

Obrador denuncia compra de votos

<p>Andrés Manuel López Obrador piensa que "se compraron alrededor de cinco millones de votos".</p>

/
Andrés Manuel López Obrador, candidato de izquierda, denunció ayer que en la elección presidencial mexicana se compraron cinco millones de votos, lo que permitió que ganara el Partido Revolucionario Institucional, y se dio plazo hasta el jueves para presentar una demanda ante el Tribunal Electoral.Según el escrutinio oficial, Enrique Peña Nieto, del PRI (Partido Revolucionario Institucional), derrotó a López Obrador por 3.3 millones de votos.“Tenemos elementos para sostener, vamos a probarlo en su momento, que se compraron alrededor de cinco millones de votos”, señaló en rueda deprensa López Obrador, que incluso sugirió la posibilidad de una anulación de los comicios.“Hay cuando menos dos vías: la nulidad y la invalidez de la elección, pero todo esto lo estamos sopesando, no queremos precipitarnos”, señaló.El jueves “de acuerdo a lo términos que establece la ley, es que vamos a fijar una postura definitiva sobre las elecciones”, dijo en rueda de prensa.El Tribunal Electoral tiene hasta la medianoche del jueves para recibir las impugnaciones y debe dar el nombre oficial del ganador a comienzos de septiembre. AntecedentesLópez Obrador ya había sido derrotado en 2006 por el actual presidente Felipe Calderón, pero por menos de 0.56% de los votos, y tras denunciar fraude, miles de sus partidarios bloquearon durante meses el centro de la capital.“Lo cierto es que la elección no se ha limpiado”, añadió López Obrador al acusar al Instituto Federal Electoral de no hacer su trabajo y no sancionar la supuesta “compra de votos” que habría permitido el triunfo del PRI, que vuelve al poder tras 12 años en la oposición, después de haber dominado la política mexicana durante gran parte del siglo XX.El presidente Calderón declaró por su parte que la compra de votos es “inaceptable” y debe ser castigada, aunque puso en duda que estas acusaciones vayan a ser suficientes para descalificar la elección presidencial.“Esta compraventa de voluntades políticas, siendo diez o siendo mil, es simplemente inaceptable”, subrayó Calderón y añadió que se trata de “un vicio de nuestra calidad democrática que tiene que corregirse de inmediato”.

Andrés Manuel López Obrador, candidato de izquierda, denunció ayer que en la elección presidencial mexicana se compraron cinco millones de votos, lo que permitió que ganara el Partido Revolucionario Institucional, y se dio plazo hasta el jueves para presentar una demanda ante el Tribunal Electoral.

Según el escrutinio oficial, Enrique Peña Nieto, del PRI (Partido Revolucionario Institucional), derrotó a López Obrador por 3.3 millones de votos.

“Tenemos elementos para sostener, vamos a probarlo en su momento, que se compraron alrededor de cinco millones de votos”, señaló en rueda deprensa López Obrador, que incluso sugirió la posibilidad de una anulación de los comicios.

“Hay cuando menos dos vías: la nulidad y la invalidez de la elección, pero todo esto lo estamos sopesando, no queremos precipitarnos”, señaló.

El jueves “de acuerdo a lo términos que establece la ley, es que vamos a fijar una postura definitiva sobre las elecciones”, dijo en rueda de prensa.

El Tribunal Electoral tiene hasta la medianoche del jueves para recibir las impugnaciones y debe dar el nombre oficial del ganador a comienzos de septiembre.
Antecedentes

López Obrador ya había sido derrotado en 2006 por el actual presidente Felipe Calderón, pero por menos de 0.56% de los votos, y tras denunciar fraude, miles de sus partidarios bloquearon durante meses el centro de la capital.

“Lo cierto es que la elección no se ha limpiado”, añadió López Obrador al acusar al Instituto Federal Electoral de no hacer su trabajo y no sancionar la supuesta “compra de votos” que habría permitido el triunfo del PRI, que vuelve al poder tras 12 años en la oposición, después de haber dominado la política mexicana durante gran parte del siglo XX.

El presidente Calderón declaró por su parte que la compra de votos es “inaceptable” y debe ser castigada, aunque puso en duda que estas acusaciones vayan a ser suficientes para descalificar la elección presidencial.

“Esta compraventa de voluntades políticas, siendo diez o siendo mil, es simplemente inaceptable”, subrayó Calderón y añadió que se trata de “un vicio de nuestra calidad democrática que tiene que corregirse de inmediato”.

San Pedro Sula,Tegucigalpa,Honduras,Diario La Prensa,laprensa.hn,La Prensa de Honduras,Noticias de Honduras,Enrique Peña Nieto,Andres Manuel Lopez Obrador,Izquierda en México,PAN,Pri,