Más noticias

Irán condena a muerte a estadounidense

<p>Amir Mirzaei Hekmati fue condenado a muerte en Irán.</p>

/
La Casa Blanca expresó hoy su "firme condena" a la decisión iraní de sentenciar a muerte al ciudadano estadounidense Amir Mirzaei Hekmati y aseguró que las denuncias de Irán de que trabajaba para la CIA son "falsas".En un comunicado, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tommy Vietor, afirmó que "las alegaciones de que el señor Hekmati trabajaba para la CIA, o la CIA le envió a Irán, son falsas".Irán, continuó Vietor, cuenta con un historial de "acusar falsamente a la gente de ser espías y de retener a estadounidenses inocentes por razones políticas".Si las informaciones sobre la condena a muerte de Hekmati son ciertas, la Casa Blanca "condena firmemente ese veredicto", declaró el portavoz. Estados Unidos, agregó, exige al régimen iraní que permita el acceso de Hekmati a los diplomáticos suizos (representantes de los intereses de EE.UU. en Irán, dada la falta de lazos diplomáticos entre los dos países desde 1979) y a abogados, y reclama que "se le ponga en libertad sin retraso".La portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, se pronunció en términos similares en otro comunicado, en el que aseguró que las acusaciones contra Hekmati "simplemente no son ciertas" y que EE.UU. trabaja con la misión suiza para confirmar las informaciones de que el estadounidense ha sido sentenciado a muerte.La agencia de noticias iraní informó hoy que Hekmati, quien confesó ante la televisión iraní que trabajaba para la CIA, fue condenado hoy a muerte por un tribunal de Teherán.Hekmati había sido identificado por los servicios de inteligencia iraníes en la base de Bagram que Estados Unidos tiene en Afganistán y posteriormente fue detenido en Irán, según la agencia.En la sentencia, Amir Mirzaei Hekmati es considerado un colaborador del Gobierno enemigo de Estados Unidos que trató de implicar a Irán en actividades de terrorismo. Igualmente fue declarado un "mohareb", aquel que lucha contra Dios, por lo que fue condenado a la pena capital.En Irán rige una interpretación de la ley islámica o sharía por la que se condena a muerte a los asesinos, violadores, narcotraficantes y a aquellos que atenten contra la ley de Alá y la República Islámica.Según la sentencia judicial, el acusado alegó en su defensa que había sido "engañado por el servicio de espionaje estadounidense", aunque admitió que había entrado a Irán para interferir en el sistema de inteligencia de Irán.Además de ser un informante de la CIA, siempre según el pronunciamiento judicial, el condenado afirmó que no tenia intención de perjudicar a Irán y pretendía establecerse en el país.  El presunto agente de la CIA, de origen iraní, nació en Arizona (EE.UU.) y fue detenido el pasado diciembre en Irán, cuando, según las autoridades, intentaba infiltrarse en el Departamento de Inteligencia.En un vídeo difundido el pasado 18 de diciembre por el Canal 3 de la televisión oficial iraní, IRIB, Hekmati apareció reconociendo que era un agente de la CIA.

La Casa Blanca expresó hoy su "firme condena" a la decisión iraní de sentenciar a muerte al ciudadano estadounidense Amir Mirzaei Hekmati y aseguró que las denuncias de Irán de que trabajaba para la CIA son "falsas".

En un comunicado, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tommy Vietor, afirmó que "las alegaciones de que el señor Hekmati trabajaba para la CIA, o la CIA le envió a Irán, son falsas".

Irán, continuó Vietor, cuenta con un historial de "acusar falsamente a la gente de ser espías y de retener a estadounidenses inocentes por razones políticas".

Si las informaciones sobre la condena a muerte de Hekmati son ciertas, la Casa Blanca "condena firmemente ese veredicto", declaró el portavoz.

Estados Unidos, agregó, exige al régimen iraní que permita el acceso de Hekmati a los diplomáticos suizos (representantes de los intereses de EE.UU. en Irán, dada la falta de lazos diplomáticos entre los dos países desde 1979) y a abogados, y reclama que "se le ponga en libertad sin retraso".

La portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, se pronunció en términos similares en otro comunicado, en el que aseguró que las acusaciones contra Hekmati "simplemente no son ciertas" y que EE.UU. trabaja con la misión suiza para confirmar las informaciones de que el estadounidense ha sido sentenciado a muerte.

La agencia de noticias iraní informó hoy que Hekmati, quien confesó ante la televisión iraní que trabajaba para la CIA, fue condenado hoy a muerte por un tribunal de Teherán.

Hekmati había sido identificado por los servicios de inteligencia iraníes en la base de Bagram que Estados Unidos tiene en Afganistán y posteriormente fue detenido en Irán, según la agencia.

En la sentencia, Amir Mirzaei Hekmati es considerado un colaborador del Gobierno enemigo de Estados Unidos que trató de implicar a Irán en actividades de terrorismo.

Igualmente fue declarado un "mohareb", aquel que lucha contra Dios, por lo que fue condenado a la pena capital.

En Irán rige una interpretación de la ley islámica o sharía por la que se condena a muerte a los asesinos, violadores, narcotraficantes y a aquellos que atenten contra la ley de Alá y la República Islámica.

Según la sentencia judicial, el acusado alegó en su defensa que había sido "engañado por el servicio de espionaje estadounidense", aunque admitió que había entrado a Irán para interferir en el sistema de inteligencia de Irán.

Además de ser un informante de la CIA, siempre según el pronunciamiento judicial, el condenado afirmó que no tenia intención de perjudicar a Irán y pretendía establecerse en el país.
El presunto agente de la CIA, de origen iraní, nació en Arizona (EE.UU.) y fue detenido el pasado diciembre en Irán, cuando, según las autoridades, intentaba infiltrarse en el Departamento de Inteligencia.

En un vídeo difundido el pasado 18 de diciembre por el Canal 3 de la televisión oficial iraní, IRIB, Hekmati apareció reconociendo que era un agente de la CIA.

Honduras,Irán,muerte,estadounidense,EUA,condena a muerte,Amir Mirzaei Hekmati,Condenan,