Honduras San Pedro Sula
15 de Febrero de 2013

Alerta: Solo un 60% se ha matriculado en el colegio José Trinidad Reyes

02:13PM   - Redacción:  redaccion@laprensa.hn

El año pasado estudiaban unos 5,000 alumnos. En 2013 hay unos 3,000


Aquellos días cuando los padres de familia hacían extensas filas para matricular a sus hijos en el instituto José Trinidad Reyes han terminado.

Hoy, la institución legendaria de San Pedro Sula atraviesa una de sus peores crisis, no solamente por su falta de logística, sino por la poca matrícula de estudiantes en todas las jornadas, en lo que va del proceso, solo un 60% se ha matriculado.

Las medidas para salir de tal situación los han llevado a extender el período de matrícula y colocar rótulos para promocionar el centro educativo, que antes tenía cupo limitado.
El personal será reducido a la mitad, de ciertas áreas debido a los pocos recursos con que contarán este año.

La jornada de la noche ha sido la más afectada en este momento, por lo que esperarán hasta el 22 de febrero para matricular estudiantes.

“Mi papá estudió allí y comencé a estudiar en la noche, pero, aparte que me asaltaron varias veces en esa zona, perdíamos varios días de clase que luego nos reponían. Al final me desmotivé y ahora estudio en un programa de educación a distancia”, comentó Jorge Velásquez, quien hasta el año anterior formaba parte del gran número de sampedranos que estudiaron en el Reyes.

El año anterior, la institución fue la única seleccionada en el departamento de Cortés para terminar clases el 21 de diciembre por pérdida de clases. Los estudiantes protagonizaron una serie de protestas en contra del Gobierno y por ello perdieron clases.

José Carballo, director del colegio, lamenta la situación a la que se enfrentan y les envía el mensaje a las autoridades de Gobierno para que rescaten la educación que se les imparte a los sampedranos desde 1926 en este emblemático centro.

Causas

En 2006, más de siete mil estudiantes estudiaban en el Reyes, pero la cifra se vino notablemente abajo y en la actualidad con unos tres mil.

Una de las posibles causas de la deserción de colegiales es el aspecto económico.

“Hemos hecho sondeos y en los alrededores de la ciudad los padres deciden matricular solo a uno de sus hijos debido al alto costo de la educación. No porque se cobre algo, más bien este año les hemos dado más facilidades no pidiéndoles contribuciones, sino por lo que cuesta llegar a ella. Transporte, alimentación, gastos de útiles... es difícil para una familia pobre y nuestro alumnado en la gran mayoría, desde la colonia Planeta hasta Chamelecón, es de escasos recursos”, enfatizó.

La seguridad sigue siendo un aspecto difícil para los alumnos del Reyes.

Iris Funes, profesora de Sicología durante más de 23 años en el instituto, afirma que el desinterés de las autoridades en la seguridad de los jóvenes tiene en crisis a la educación.

“Hay miedo en los estudiantes, más en los que van por la noche. Las patrullas policiales no pasan por aquí y ellos y los profesores tememos por nuestra integridad física. Les hacemos el llamado a las autoridades para que les garanticen eso a los estudiantes”.

Se espera que, en los próximos días, los sampedranos que estudian por la noche lleguen a matricularse aduciendo que hasta hoy les pagan su salario.

También esperan que después del proceso de recuperación el número de matriculados ascienda un poco más. “Si el Estado no crea una política que haga que estos sectores reprimidos de la población generen recursos para sostenerse, los centros educativos van a estar diezmados”, agregó Carballo.

Normas de uso: Esta es la opinión de los internautas, no de LAPRENSA.HN. No está permitido publicar comentarios ni enlaces difamatorios, injuriantes, insultos, los de contenido obsceno o pornográfico o los contrarios a las leyes de Honduras. No aceptamos comentarios fuera de tema y los que no aportan al debate, porque este espacio es para enriquecer los contenidos con las opiniones de los usuarios, coincidan o no con el criterio del editor. Los comentarios que son aceptados tratamos de publicarlos en el menor tiempo posible, pero no siempre lo conseguimos.
Ránking de notas