Más noticias

'Coneja' Cardona despedido entre aplausos y mariachis

<p>El ex jugador del Elche, Atlético Madrid y Real España, fue enterrado este jueves en San Pedro Sula entre aplausos y mariachis.</p><p>El exjugador hondureño del Elche, Atlético Madrid y Real España, quien murió el miércoles, víctima de diabetes, fue sepultado ayer por la tarde en el Cementerio General</p>

/

En Honduras son muy pocas las leyendas que han dado gloria a nuestro país. Ayer, familiares, amigos y gente de todos los estratos sociales del mundo del deporte despidieron en su última morada a una de ellas, a José Enrique Cardona, mejor conocido como la Coneja.

A las tres de la tarde cuando el cuerpo entraba a la capilla del templo San Vicente de Paul, para la misa de cuerpo presente, en España los jugadores del Atlético de Madrid, con motivo del juego de la Copa del Rey contra Sevilla, portaban una cinta negra en señal del luto e inclinaban la cabeza durante el minuto de silencio en honor del exjugador hondureño, deportista que dio gloria al conjunto colchonero.

Luego de la misa, el cortejo fúnebre se dirigió al Cementerio General, ubicado a unas cuadras.

Los presentes aplaudieron una vez que amigos y familiares bajaron la caja mortuoria, pintada de un caoba oscuro, acompañada de un ramo floral, compuesto de rosas blancas y girasoles de un amarillo pálido.

Casi al instante apareció un grupo de mariachis, quienes hicieron llorar algunos de los presentes, con canciones luctuosas. No podían faltar los manifiestos, acuerdos y finalmente una hondonada de aplausos, los últimos para el héroe, quien un día antes había perdido su lucha contra la diabetes a la edad de los 73 años.

“Él me hizo capitán del Real España”, comentaba con voz quebrantada Jaime Villegas, director deportivo del conjunto aurinegro, y uno de sus grandes amigos de muchos años.

“La Coneja fue mi entrenador y mi compañero de equipo en el Real España, y en la parte personal fue el responsable de que yo me haya casado con mi actual esposa, por eso guardábamos una gran amistad”, agregó Villegas.


Nayo Caballero, también excolega y amigo de Cardona, dijo que
a pesar de ver el féretro no lo podía creer. “Me parece mentira de que haya muerto porque apenas hace cuatro días estábamos desayunando juntos porque éramos grandes amigos”.

Comentó que cuando formaba parte de la famosa Trinca Infernal con Marathón, la Coneja me consiguió que yo fuera al Elche, cuando lo dirigía don Alfredo Di Estéfano; pero lamentablemente nunca pude jugar con el Elche porque el pase no llegó a tiempo.

La Coneja Cardona deslumbró con sus goles en las canchas españolas en los años 60 y 70 en los equipos Elche y Atlético.

Nacido el 39 de febrero de 1939 en la Lima, Cortés, el exdeportista murió en un hospital de esta ciudad también, adonde vivía desde que regresó de Europa en 1970, informaron los allegados a medios locales.

Cardona fue contratado en 1959 por el Elche de Alicante, adonde se mantuvo cuatro temporadas en las que marcó 28 goles, y en 1964 pasó al Atlético de Madrid, con el que conquistó un título de campeón y una Copa Generalísimo (ahora Copa del Rey). Disputó 141 partidos en primera división hasta 1969, en los que marcó 44 goles.
Con la Selección

Cardona participó en las eliminatorias rumbo al Mundial de México-1970 con la
Selección de Honduras, que perdió la clasificación frente a El Salvador, partidos que fueron el detonante de problemas fronterizos añejos que propiciaron la llamada “guerra del fútbol” o de las “cien horas” del 14 de julio de 1969.

Cuando finalizó en 1969 su contrato con Atlético de Madrid, Cardona regresó a Honduras y se estableció en San Pedro Sula. Aquí
jugó y entrenó al Real España, su último club. Se retiró del fútbol en 1971.

Ver más noticias sobre Honduras

En Honduras son muy pocas las leyendas que han dado gloria a nuestro país. Ayer, familiares, amigos y gente de todos los estratos sociales del mundo del deporte despidieron en su última morada a una de ellas, a José Enrique Cardona, mejor conocido como la Coneja.

A las tres de la tarde cuando el cuerpo entraba a la capilla del templo San Vicente de Paul, para la misa de cuerpo presente, en España los jugadores del Atlético de Madrid, con motivo del juego de la Copa del Rey contra Sevilla, portaban una cinta negra en señal del luto e inclinaban la cabeza durante el minuto de silencio en honor del exjugador hondureño, deportista que dio gloria al conjunto colchonero.

Luego de la misa, el cortejo fúnebre se dirigió al Cementerio General, ubicado a unas cuadras.

Los presentes aplaudieron una vez que amigos y familiares bajaron la caja mortuoria, pintada de un caoba oscuro, acompañada de un ramo floral, compuesto de rosas blancas y girasoles de un amarillo pálido.

Casi al instante apareció un grupo de mariachis, quienes hicieron llorar algunos de los presentes, con canciones luctuosas. No podían faltar los manifiestos, acuerdos y finalmente una hondonada de aplausos, los últimos para el héroe, quien un día antes había perdido su lucha contra la diabetes a la edad de los 73 años.

“Él me hizo capitán del Real España”, comentaba con voz quebrantada Jaime Villegas, director deportivo del conjunto aurinegro, y uno de sus grandes amigos de muchos años.

“La Coneja fue mi entrenador y mi compañero de equipo en el Real España, y en la parte personal fue el responsable de que yo me haya casado con mi actual esposa, por eso guardábamos una gran amistad”, agregó Villegas.


Nayo Caballero, también excolega y amigo de Cardona, dijo que
a pesar de ver el féretro no lo podía creer. “Me parece mentira de que haya muerto porque apenas hace cuatro días estábamos desayunando juntos porque éramos grandes amigos”.

Comentó que cuando formaba parte de la famosa Trinca Infernal con Marathón, la Coneja me consiguió que yo fuera al Elche, cuando lo dirigía don Alfredo Di Estéfano; pero lamentablemente nunca pude jugar con el Elche porque el pase no llegó a tiempo.

La Coneja Cardona deslumbró con sus goles en las canchas españolas en los años 60 y 70 en los equipos Elche y Atlético.

Nacido el 39 de febrero de 1939 en la Lima, Cortés, el exdeportista murió en un hospital de esta ciudad también, adonde vivía desde que regresó de Europa en 1970, informaron los allegados a medios locales.

Cardona fue contratado en 1959 por el Elche de Alicante, adonde se mantuvo cuatro temporadas en las que marcó 28 goles, y en 1964 pasó al Atlético de Madrid, con el que conquistó un título de campeón y una Copa Generalísimo (ahora Copa del Rey). Disputó 141 partidos en primera división hasta 1969, en los que marcó 44 goles.
Con la Selección

Cardona participó en las eliminatorias rumbo al Mundial de México-1970 con la
Selección de Honduras, que perdió la clasificación frente a El Salvador, partidos que fueron el detonante de problemas fronterizos añejos que propiciaron la llamada “guerra del fútbol” o de las “cien horas” del 14 de julio de 1969.

Cuando finalizó en 1969 su contrato con Atlético de Madrid, Cardona regresó a Honduras y se estableció en San Pedro Sula. Aquí
jugó y entrenó al Real España, su último club. Se retiró del fútbol en 1971.

Ver más noticias sobre Honduras

San Pedro Sula,Tegucigalpa,Honduras,laprensa.hn,La Prensa de Honduras,Noticias de Honduras,Diario La Prensa,Noticias de hoy en Honduras,“Coneja” Cardona en San Pedro Sula,entierran a “Coneja” Cardona,fallece “Coneja” Cardona,muere “Coneja” Cardona,Despiden a “Coneja” Cardona,