Más noticias

Corea del Norte desafía a EUA

<p>La nueva prueba nuclear sería una violación significativa de las sanciones de la ONU.</p>

VER MÁS FOTOS

Corea del Norte anunció ayer su intención de llevar a cabo un nuevo ensayo nuclear, un desafío a Estados Unidos, su “peor enemigo”, y a las sanciones de la ONU tras el lanzamiento en diciembre de un cohete considerado por Washington como un misil balístico.

“Los satélites y los cohetes de largo alcance que seguiremos lanzando y el ensayo nuclear de alto nivel que vamos a llevar a cabo están dirigidos a nuestro peor enemigo, Estados Unidos”, anunció la comisión de defensa nacional norcoreana en un mensaje difundido por la agencia oficial de prensa KCNA.

“Las diferencias con Estados Unidos se arreglan por la fuerza, no con palabras”, añadió la comisión.

El texto, titulado “Empezar una confrontación total para salvaguardar la soberanía de la nación y del pueblo” no indica la fecha en la que se llevaría a cabo el ensayo.

El anuncio fue condenado por Estados Unidos como una “provocación innecesaria”.
Reacción

“La declaración de Corea del Norte es una provocación innecesaria”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, y agregó que una nueva prueba nuclear sería una violación significativa de las sanciones de la ONU y aislaría aún más a Pyongyang.

El comunicado tampoco aclara el sentido del término “alto nivel” pero podría indicar que Corea del Norte quiere hacer estallar una bomba de uranio, y no una bomba de plutonio, como en ensayos anteriores.

“Es muy posible que utilice uranio altamente enriquecido para el ensayo”, dijo Kim Yong-Hyun, un especialista de temas norcoreanos en la universidad de Dongguk, en Corea del Sur.

El enviado especial estadounidense para Corea del Norte, Glyn Davies, que está en Seúl, le pidió a Pyongyang que no lleve a cabo sus amenazas. “Sería un error y una oportunidad perdida”, aseguró.

Si se llevara a cabo un nuevo ensayo nuclear, sería el tercero después de los de 2006 y 2009, que ya le valieron a Corea del Norte una serie de sanciones.

Corea del Sur lamentó “profundamente” el anuncio del ensayo y le pidió a su vecino del norte que escuche las advertencias de la comunidad internacional.

“El Gobierno le pide formalmente a Corea del Norte que tome en cuenta las advertencias constantes de la comunidad internacional y renuncie a cualquier acto de provocación, incluyendo ensayos nucleares”, declaró un portavoz de la diplomacia surcoreana.
AFP

Corea del Norte anunció ayer su intención de llevar a cabo un nuevo ensayo nuclear, un desafío a Estados Unidos, su “peor enemigo”, y a las sanciones de la ONU tras el lanzamiento en diciembre de un cohete considerado por Washington como un misil balístico.

“Los satélites y los cohetes de largo alcance que seguiremos lanzando y el ensayo nuclear de alto nivel que vamos a llevar a cabo están dirigidos a nuestro peor enemigo, Estados Unidos”, anunció la comisión de defensa nacional norcoreana en un mensaje difundido por la agencia oficial de prensa KCNA.

“Las diferencias con Estados Unidos se arreglan por la fuerza, no con palabras”, añadió la comisión.

El texto, titulado “Empezar una confrontación total para salvaguardar la soberanía de la nación y del pueblo” no indica la fecha en la que se llevaría a cabo el ensayo.

El anuncio fue condenado por Estados Unidos como una “provocación innecesaria”.
Reacción

“La declaración de Corea del Norte es una provocación innecesaria”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, y agregó que una nueva prueba nuclear sería una violación significativa de las sanciones de la ONU y aislaría aún más a Pyongyang.

El comunicado tampoco aclara el sentido del término “alto nivel” pero podría indicar que Corea del Norte quiere hacer estallar una bomba de uranio, y no una bomba de plutonio, como en ensayos anteriores.

“Es muy posible que utilice uranio altamente enriquecido para el ensayo”, dijo Kim Yong-Hyun, un especialista de temas norcoreanos en la universidad de Dongguk, en Corea del Sur.

El enviado especial estadounidense para Corea del Norte, Glyn Davies, que está en Seúl, le pidió a Pyongyang que no lleve a cabo sus amenazas. “Sería un error y una oportunidad perdida”, aseguró.

Si se llevara a cabo un nuevo ensayo nuclear, sería el tercero después de los de 2006 y 2009, que ya le valieron a Corea del Norte una serie de sanciones.

Corea del Sur lamentó “profundamente” el anuncio del ensayo y le pidió a su vecino del norte que escuche las advertencias de la comunidad internacional.

“El Gobierno le pide formalmente a Corea del Norte que tome en cuenta las advertencias constantes de la comunidad internacional y renuncie a cualquier acto de provocación, incluyendo ensayos nucleares”, declaró un portavoz de la diplomacia surcoreana.
AFP

San Pedro Sula,Tegucigalpa,Honduras,laprensa.hn,La Prensa de Honduras,Noticias de Honduras,Diario La Prensa,Noticias de hoy en Honduras,Nuevo ensayo nuclear de Corea del Norte,