Más noticias

Militares protegen fuente de agua

<p>Al menos 30,000 personas se benefician de la microcuenca Cocoyagua.</p>

/
La elevada deforestación que predominaba en la microcuenca Cocoyagua, en el centro del departamento de Copán, se ha reducido en los últimos meses, según personal técnico de Instituto de Conservación Forestal (ICF).Maynor Pineda, encargado del departamento de Microcuencas de ICF, aseguró: “Con la presencia militar en la zona hemos logrado mejoras notables en la microcuenca”.Pineda aseguró que en los últimos meses dos destacamentos militares se apostaron en la microcuenca para evitar que siga siendo deforestada por las amplias plantaciones de café.“Las municipalidades de Dulce Nombre, Dolores, Veracruz, Trinidad y San José se comprometieron nuevamente a pagar la alimentación de los soldados que cuidan la microcuenca”, dijo.Cinco municipios del departamento de Copán han unido esfuerzos para proteger la única fuente de agua que abastece a más de 30 mil habitantes de la zona.Se trata de la conservación de la microcuenca Cocoyagua, que genera agua para los cinco municipios referidos.Fredy Moreno, coordinador de Recursos Naturales y Ambiente del Consejo Intermunicipal Higuito, que aglutina entre otros municipios los antes mencionados, indicó que se gestiona un plan para establecer el manejo adecuado de la microcuenca.“La mancomunidad Higuito y el ICF seríamos las partes de un plan para mejorar el manejo de esta importante fuente de agua”, indicó Moreno.El entrevistado aseguró que, hace tres meses, la Junta de Agua de Yaroconte, encargada de velar por los recursos hídricos, denunció que Cocoyagua “se encuentra en avanzado deterioro”. El informe basado en giras de inspección reveló que Cocoyagua estaba siendo deforestada y que el agua que genera podría estar contaminada por el uso indiscriminado de fertilizantes y químicos para la siembra de café. “Ya hemos gestionado con el ministro de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente, Rigoberto Cuéllar, y él ha manifestado que apoya esta actividad que mejorará el estado de la microcuenca”, aseveró.Según el entrevistado, el plan de manejo de Cocoyagua comprendería elementos para conservar la generación de agua, como una reforestación intensa y una delimitación física del territorio. Cocoyagua es resguardada por destacamentos militares que se instalaron en la zona para evitar la tala de árboles y la siembra de café en el área protegida. “Estamos preocupados porque cinco municipios tomamos agua de esa fuente, que también es área protegida. Lo más alarmante es la deforestación en la zona”, informó el alcalde de Dulce Nombre de Copán, José María Saavedra.“No se ha respetado que es un área protegida y queremos dejar claro que supuestamente el INA ha entregado títulos de tierra en esa área”.

La elevada deforestación que predominaba en la microcuenca Cocoyagua, en el centro del departamento de Copán, se ha reducido en los últimos meses, según personal técnico de Instituto de Conservación Forestal (ICF).

Maynor Pineda, encargado del departamento de Microcuencas de ICF, aseguró: “Con la presencia militar en la zona hemos logrado mejoras notables en la microcuenca”.

Pineda aseguró que en los últimos meses dos destacamentos militares se apostaron en la microcuenca para evitar que siga siendo deforestada por las amplias plantaciones de café.

“Las municipalidades de Dulce Nombre, Dolores, Veracruz, Trinidad y San José se comprometieron nuevamente a pagar la alimentación de los soldados que cuidan la microcuenca”, dijo.

Cinco municipios del departamento de Copán han unido esfuerzos para proteger la única fuente de agua que abastece a más de 30 mil habitantes de la zona.

Se trata de la conservación de la microcuenca Cocoyagua, que genera agua para los cinco municipios referidos.

Fredy Moreno, coordinador de Recursos Naturales y Ambiente del Consejo Intermunicipal Higuito, que aglutina entre otros municipios los antes mencionados, indicó que se gestiona un plan para establecer el manejo adecuado de la microcuenca.

“La mancomunidad Higuito y el ICF seríamos las partes de un plan para mejorar el manejo de esta importante fuente de agua”, indicó Moreno.

El entrevistado aseguró que, hace tres meses, la Junta de Agua de Yaroconte, encargada de velar por los recursos hídricos, denunció que Cocoyagua “se encuentra en avanzado deterioro”.
El informe basado en giras de inspección reveló que Cocoyagua estaba siendo deforestada y que el agua que genera podría estar contaminada por el uso indiscriminado de fertilizantes y químicos para la siembra de café. “Ya hemos gestionado con el ministro de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente, Rigoberto Cuéllar, y él ha manifestado que apoya esta actividad que mejorará el estado de la microcuenca”, aseveró.

Según el entrevistado, el plan de manejo de Cocoyagua comprendería elementos para conservar la generación de agua, como una reforestación intensa y una delimitación física del territorio. Cocoyagua es resguardada por destacamentos militares que se instalaron en la zona para evitar la tala de árboles y la siembra de café en el área protegida.
“Estamos preocupados porque cinco municipios tomamos agua de esa fuente, que también es área protegida. Lo más alarmante es la deforestación en la zona”, informó el alcalde de Dulce Nombre de Copán, José María Saavedra.

“No se ha respetado que es un área protegida y queremos dejar claro que supuestamente el INA ha entregado títulos de tierra en esa área”.

San Pedro Sula,Tegucigalpa,Honduras,laprensa.hn,La Prensa de Honduras,Noticias de Honduras,Diario La Prensa,Noticias de hoy en Honduras,La microcuenca Cocoyagua,