Más noticias

Lluvias inundan La Ceiba y cierran el aeropuerto Golosón

<p>Por la saturación de los suelos se decretó alerta amarilla para Atlántida.</p>

/
Calles y avenidas convertidas en ríos, suspensión temporal de vuelos y paralización de las actividades marinas provocaron ayer las lluvias que han estado cayendo en el litoral atlántico por el ingreso de un frente frío en el territorio hondureño.El aeropuerto Golosón se mantiene sin actividad debido a las fuertes lluvias y los vientos racheados que se han estado sintiendo en esta región, por lo que Aeronáutica Civil determinó no autorizar el despegue y aterrizaje de aeronaves en esta terminal aérea debido a la escasa visibilidad.Las condiciones lluviosas han provocado escasa visibilidad de unos 1,000 metros, que ha imposibilitado toda actividad aérea.Debido a esto, entre 55 y 60 operaciones han sido afectadas y muchos pasajeros se quedaron sin viajar hacia dentro y fuera del país.A pesar de que se pronostican 48 horas más de lluvias por este frente frío, “se espera que mañana mejoren las condiciones y se reanude la actividad aérea en este aeropuerto”, informó Celestino Macías, pronosticador de turno en esta terminal.Las lluvias que iniciaron la madrugada del viernes fueron acompañadas por fuertes vientos que hicieron caer postes y árboles en los municipios de Esparta y Jutiapa, donde el servicio de energía eléctrica fue interrumpido varias horas.AfectadosEntre 70 y 80% de la ciudad tuvo fuertes inundaciones, reportó Rosel Isaula, subjefe del Codem en La Ceiba. “Se estima que han caído unos 100 milímetros de lluvia y la ciudad solo soporta unos 40 milímetros”, detalló el experto.El titular dirigió las inspecciones de las zonas más vulnerables de la ciudad, donde identificaron los daños por las lluvias.Una familia fue evacuada ayer por la mañana en la colonia Milagros de Dios porque se encontraba en una zona de alto riesgo.En la colonia Sitrafa, el puente de acceso tuvo más daños y la crecida de la quebrada de Adán arrastró basura. En las colonias Gonzalo Rivera y San José se registraron deslizamientos y, en la colonia Suyapa, los pobladores reportaron un derrumbe.Isaula aseveró que no se albergaron personas damnificadas, pero algunas familias decidieron evacuar sus hogares voluntariamente. “En Villas Guadalupe, unas 10 familias se salieron, pero regresaron al cesar las lluvias por la tarde”, dijo.El bombero Luis Núñez informó que una familia en la colonia Hondutel fue evacuada y trasladada a la casa de unos parientes en la colonia San Judas.“No ha habido daños en la ciudad y esperamos que el nivel del agua continúe bajando hasta mañana”, declaró.En el centro, las calles principales como 1, 7 y 8 se volvieron casi intransitables por la falta de desagües, que originó enormes lagunas.

Calles y avenidas convertidas en ríos, suspensión temporal de vuelos y paralización de las actividades marinas provocaron ayer las lluvias que han estado cayendo en el litoral atlántico por el ingreso de un frente frío en el territorio hondureño.

El aeropuerto Golosón se mantiene sin actividad debido a las fuertes lluvias y los vientos racheados que se han estado sintiendo en esta región, por lo que Aeronáutica Civil determinó no autorizar el despegue y aterrizaje de aeronaves en esta terminal aérea debido a la escasa visibilidad.

Las condiciones lluviosas han provocado escasa visibilidad de unos 1,000 metros, que ha imposibilitado toda actividad aérea.

Debido a esto, entre 55 y 60 operaciones han sido afectadas y muchos pasajeros se quedaron sin viajar hacia dentro y fuera del país.

A pesar de que se pronostican 48 horas más de lluvias por este frente frío, “se espera que mañana mejoren las condiciones y se reanude la actividad aérea en este aeropuerto”, informó Celestino Macías, pronosticador de turno en esta terminal.

Las lluvias que iniciaron la madrugada del viernes fueron acompañadas por fuertes vientos que hicieron caer postes y árboles en los municipios de Esparta y Jutiapa, donde el servicio de energía eléctrica fue interrumpido varias horas.

Afectados

Entre 70 y 80% de la ciudad tuvo fuertes inundaciones, reportó Rosel Isaula, subjefe del Codem en La Ceiba. “Se estima que han caído unos 100 milímetros de lluvia y la ciudad solo soporta unos 40 milímetros”, detalló el experto.

El titular dirigió las inspecciones de las zonas más vulnerables de la ciudad, donde identificaron los daños por las lluvias.

Una familia fue evacuada ayer por la mañana en la colonia Milagros de Dios porque se encontraba en una zona de alto riesgo.

En la colonia Sitrafa, el puente de acceso tuvo más daños y la crecida de la quebrada de Adán arrastró basura. En las colonias Gonzalo Rivera y San José se registraron deslizamientos y, en la colonia Suyapa, los pobladores reportaron un derrumbe.

Isaula aseveró que no se albergaron personas damnificadas, pero algunas familias decidieron evacuar sus hogares voluntariamente. “En Villas Guadalupe, unas 10 familias se salieron, pero regresaron al cesar las lluvias por la tarde”, dijo.

El bombero Luis Núñez informó que una familia en la colonia Hondutel fue evacuada y trasladada a la casa de unos parientes en la colonia San Judas.

“No ha habido daños en la ciudad y esperamos que el nivel del agua continúe bajando hasta mañana”, declaró.

En el centro, las calles principales como 1, 7 y 8 se volvieron casi intransitables por la falta de desagües, que originó enormes lagunas.

San Pedro Sula,Tegucigalpa,Honduras,laprensa.hn,La Prensa de Honduras,Noticias de Honduras,Diario La Prensa,Noticias de hoy en Honduras,Lluvias inundan La Ceiba,