Más noticias

Sin pistas de 10 hondureños desaparecidos en México

<p>Autoridades llevaron al Distrito Federal de México al único de los 11 jóvenes que reapareció.</p>

/
La desaparición de 10 hondureños en México continúa siendo un misterio, nadie es capaz de asegurar o negar si nueve de ellos fueron acribillados realmente por Los Zetas o si aún están con vida.En la Secretaría de Relaciones Exteriores aún están a la espera de información por parte de las autoridades de México, quienes hasta ahora solo les han repetido que no han encontrado indicios de ninguna masacre y que no se puede confirmar nada, pues no se ha encontrado ni un solo cadáver u otro tipo de indicio que demuestre que ocurrió el violento incidente, que en su momento aseguró a sus familiares haber presenciado uno de los jóvenes que hizo el viaje. Este joven es el único del que se sabe su ubicación, pues está bajo la custodia de autoridades mexicanas.El hondureño estaba bajo la custodia de autoridades de Torreón, una ciudad del estado de Coahuila, en el cual también está la ciudad de Monclova, que es donde desaparecieron los inmigrantes.El consulado de Honduras en San Luis Potosí ha sido el encargado de enviar cualquier nuevo detalle a Cancillería en suelo hondureño; pero ayer los miembros de esta misión diplomática informaron que no hay ninguna pista de los 10 hondureños que desde el pasado 11 de enero están desaparecidos.Traslado y esperaLa nueva información que se dio a conocer ayer es que el hondureño que estaba bajo la custodia de las autoridades de Torreón fue trasladado al Distrito Federal, adonde deberá presentar declaración ante la Procuraduría General de la República (PGR) de México.Todavía ayer a las 5:00 pm el inmigrante no había llegado al Distrito Federal, pero ya lo estaban esperando para tomar su declaración.Esta información fue confirmada a las autoridades de Cancillería hondureña por Osmar Cárcamo, cónsul de Honduras en San Luis Potosí.Por otra parte, ayer ninguno de los familiares de los inmigrantes hondureños volvió a presentarse a Cancillería, pues según las autoridades de la Secretaría de Relaciones Exteriores, en el momento que se conozcan nuevos detalles sobre lo sucedido se informará a los parientes de los viajeros y se hará pública la información lo antes posible.Pocos detalles nuevosEsta confusa historia comenzó cuando el hondureño Kevin Luis López López (22), quien tenía un año de vivir en México, vino a Honduras a inicios de noviembre de 2012. Su cometido era ayudar a irse como inmigrantes a 10 jóvenes del barrio San Juan de Siguatepeque, de quienes era amigo desde antes de abandonar el país.El 15 de noviembre, solo una semana después de que Kevin López llegara a territorio hondureño, él y los 10 jóvenes, quienes aseguraron a sus padres que iban con destino a los Estados Unidos, se fueron al norte.Los emigrantes hondureños mantuvieron comunicación con sus familias y lograron llegar a México. Ahora se sabe que se establecieron durante un tiempo, aún no determinado, en la ciudad de Monclova del estado de Coahuila, adonde vivía Kevin López, quien en su perfil de Facebook publicó varias fotos con armamento pesado y exhibiendo perturbadoras imágenes y tatuajes.Sin embargo, para sus familiares todo parecía ir bien, hasta que el 11 de enero anterior recibieron la llamada de uno de los jóvenes, quien les aseguró que habían matado a nueve de sus compañeros de viaje. Según la versión que este hondureño brindó a sus parientes, todos ellos fueron interceptados por Los Zetas en Monclova.Relató que uno de sus amigos logró escapar en ese momento, pero que los otros 10 (incluido él) fueron capturados y llevados a una casa en la que los pusieron en un paredón para ser asesinados, pero él logró salir huyendo. Contó a sus parientes que antes de alejarse, él presenció el momento en que sus nueve amigos fueron acribillados.Según la historia de este joven, los nueve hondureños que habrían sido acribillados son Miguel Ángel Castellanos (17), Javier Enrique Martínez Argueta (18), Juan José Palma Argueta (16), Harvin Gámez (22), Brian Martínez (20), Elías Mejía (18), Kevin Daniel Santos (18), un joven conocido solo como el Pollo del que nadie sabe ni su nombre ni edad, y también Kevin López (22), quien era el “guía” en este viaje.El hondureño que relató esta historia es el que se encuentra bajo la custodia de las autoridades de México, quienes ayer decidieron enviarlo de Torreón al Distrito Federal y se espera que su declaración sea de ayuda para esclarecer el misterioso incidente que tiene conmocionadas a varias familias. El otro joven que escapó en el momento de la supuesta captura solo se comunicó una vez (el 11 de enero pasado) con sus familiares y coincidió en decir que Los Zetas los habían interceptado, pero tras la llamada no se ha vuelto a saber de él. Los familiares de los inmigrantes afirmaron que en ningún momento los Zetas u otro grupo se comunicó con ellos para pedirles rescate.Ver más noticias sobre Honduras

La desaparición de 10 hondureños en México continúa siendo un misterio, nadie es capaz de asegurar o negar si nueve de ellos fueron acribillados realmente por Los Zetas o si aún están con vida.

En la Secretaría de Relaciones Exteriores aún están a la espera de información por parte de las autoridades de México, quienes hasta ahora solo les han repetido que no han encontrado indicios de ninguna masacre y que no se puede confirmar nada, pues no se ha encontrado ni un solo cadáver u otro tipo de indicio que demuestre que ocurrió el violento incidente, que en su momento aseguró a sus familiares haber presenciado uno de los jóvenes que hizo el viaje. Este joven es el único del que se sabe su ubicación, pues está bajo la custodia de autoridades mexicanas.

El hondureño estaba bajo la custodia de autoridades de Torreón, una ciudad del estado de Coahuila, en el cual también está la ciudad de Monclova, que es donde desaparecieron los inmigrantes.

El consulado de Honduras en San Luis Potosí ha sido el encargado de enviar cualquier nuevo detalle a Cancillería en suelo hondureño; pero ayer los miembros de esta misión diplomática informaron que no hay ninguna pista de los 10 hondureños que desde el pasado 11 de enero están desaparecidos.

Traslado y espera

La nueva información que se dio a conocer ayer es que el hondureño que estaba bajo la custodia de las autoridades de Torreón fue trasladado al Distrito Federal, adonde deberá presentar declaración ante la Procuraduría General de la República (PGR) de México.

Todavía ayer a las 5:00 pm el inmigrante no había llegado al Distrito Federal, pero ya lo estaban esperando para tomar su declaración.

Esta información fue confirmada a las autoridades de Cancillería hondureña por Osmar Cárcamo, cónsul de Honduras en San Luis Potosí.

Por otra parte, ayer ninguno de los familiares de los inmigrantes hondureños volvió a presentarse a Cancillería, pues según las autoridades de la Secretaría de Relaciones Exteriores, en el momento que se conozcan nuevos detalles sobre lo sucedido se informará a los parientes de los viajeros y se hará pública la información lo antes posible.

Pocos detalles nuevos

Esta confusa historia comenzó cuando el hondureño Kevin Luis López López (22), quien tenía un año de vivir en México, vino a Honduras a inicios de noviembre de 2012. Su cometido era ayudar a irse como inmigrantes a 10 jóvenes del barrio San Juan de Siguatepeque, de quienes era amigo desde antes de abandonar el país.

El 15 de noviembre, solo una semana después de que Kevin López llegara a territorio hondureño, él y los 10 jóvenes, quienes aseguraron a sus padres que iban con destino a los Estados Unidos, se fueron al norte.

Los emigrantes hondureños mantuvieron comunicación con sus familias y lograron llegar a México. Ahora se sabe que se establecieron durante un tiempo, aún no determinado, en la ciudad de Monclova del estado de Coahuila, adonde vivía Kevin López, quien en su perfil de Facebook publicó varias fotos con armamento pesado y exhibiendo perturbadoras imágenes y tatuajes.

Sin embargo, para sus familiares todo parecía ir bien, hasta que el 11 de enero anterior recibieron la llamada de uno de los jóvenes, quien les aseguró que habían matado a nueve de sus compañeros de viaje. Según la versión que este hondureño brindó a sus parientes, todos ellos fueron interceptados por Los Zetas en Monclova.

Relató que uno de sus amigos logró escapar en ese momento, pero que los otros 10 (incluido él) fueron capturados y llevados a una casa en la que los pusieron en un paredón para ser asesinados, pero él logró salir huyendo. Contó a sus parientes que antes de alejarse, él presenció el momento en que sus nueve amigos fueron acribillados.

Según la historia de este joven, los nueve hondureños que habrían sido acribillados son Miguel Ángel Castellanos (17), Javier Enrique Martínez Argueta (18), Juan José Palma Argueta (16), Harvin Gámez (22), Brian Martínez (20), Elías Mejía (18), Kevin Daniel Santos (18), un joven conocido solo como el Pollo del que nadie sabe ni su nombre ni edad, y también Kevin López (22), quien era el “guía” en este viaje.

El hondureño que relató esta historia es el que se encuentra bajo la custodia de las autoridades de México, quienes ayer decidieron enviarlo de Torreón al Distrito Federal y se espera que su declaración sea de ayuda para esclarecer el misterioso incidente que tiene conmocionadas a varias familias. El otro joven que escapó en el momento de la supuesta captura solo se comunicó una vez (el 11 de enero pasado) con sus familiares y coincidió en decir que Los Zetas los habían interceptado, pero tras la llamada no se ha vuelto a saber de él. Los familiares de los inmigrantes afirmaron que en ningún momento los Zetas u otro grupo se comunicó con ellos para pedirles rescate.

Ver más noticias sobre Honduras

San Pedro Sula,Tegucigalpa,Honduras,laprensa.hn,La Prensa de Honduras,Noticias de Honduras,Diario La Prensa,Noticias de hoy en Honduras,Hondureños desaparecidos en México,