Más noticias

La organización animalista PETA elige "persona del año" al director de "Okja"

El director ha sido reconocido por la defensa que se hace de los animales empleados como comida en su filme.

La película de Netflix es una fábula anticapitalista sobre un cerdo super gigante (Okja), criado en las montañas coreanas por una niña (Seo-Hyun) y su abuelo.<br/>// Foto Netflix.
La película de Netflix es una fábula anticapitalista sobre un cerdo super gigante (Okja), criado en las montañas coreanas por una niña (Seo-Hyun) y su abuelo.
// Foto Netflix.

Seúl, Corea del Sur.

La organización Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA) eligió hoy como "persona del año" al cineasta surcoreano Bong Joon-ho por su película "Okja", que narra la historia de amistad entre una niña y un cerdo gigante.

Bong ha sido reconocido por "la defensa que se hace de los animales empleados como comida" en su filme, según explica la rama surcoreana de la organización en un comunicado.

La película de la plataforma digital Netflix, que fue estrenada en la última edición del Festival de Cannes, es una fábula anticapitalista sobre un cerdo super gigante (Okja), criado en las montañas coreanas por una niña (Seo-Hyun) y su abuelo.

PETA considera que a través de la relación de la niña y su cerdo, el director muestra que, al igual que las personas, "los animales son individuos que tienen familias y forman amistades cuando se les da la oportunidad, que son capaces de sentir una amplia gama de emociones y que valoran sus propias vidas".

En Okja Bong Joon-ho reflexiona sobre el trato a los animales en la era de la manufactura en serie

La organización valoró además que el filme recree "con precisión", a través de unas turbadoras secuencias ambientadas en un matadero, "la sangrienta realidad del día a día para aves, vacas o cerdos en Asia y en todo el mundo".

Bong, director de otros aplaudidos filmes como "Mother" o "Memories of murder", ha reconocido que no comió carne animal durante dos meses tras visitar un matadero para documentarse de cara a la producción de "Okja".

El realizador ha admitido que su objetivo con el filme no era empujar a los espectadores al veganismo, si no más bien hacerles reflexionar sobre cómo los animales se convierten en un producto más en la era de la manufactura en serie.

En todo caso, PETA "invita a cualquiera que se sienta conmovido por "Okja" y horrorizado por el sufrimiento que padecen los cerdos en la industria cárnica a ayudar a los animales simplemente no comiéndoselos".

El estreno de la cinta en el Festival de Cannes fue muy polémico por tratarse de una producción de Netflix para televisión que solo se estrenó en los cines de Corea del Sur y EEUU.