Más noticias

La Bella y la Bestia vuelven a bailar

Una joven soñadora y romántica se pierde en un denso bosque y llega hasta un viejo y misterioso castillo donde un monstruo la deja prisionera.

Emma Watson, de 26 años, es fanática de la versión de 1946 de Jean Cocteau y de la de Disney de 1991.
Emma Watson, de 26 años, es fanática de la versión de 1946 de Jean Cocteau y de la de Disney de 1991.

Los Ángeles, Estados Unidos.

“La Bella y la Bestia”, un cuento muy antiguo que Disney desempolvó y convirtió en un clásico animado en los años 90, lo transforma ahora en un filme con actores de carne y hueso que promete producir una fortuna.

La cinta se estrena en varios países de Latinoamérica hoy jueves, en una nueva adaptación de animaciones de Disney en películas con actores de carne y hueso, una estrategia que le ha valido al estudio 4,000 millones de dólares en taquilla desde que Jason Scott Lee enojó a los puristas con su papel de Mowgli adulto en “El libro de la selva” (1994).

Puede que no haya otra película que llegue este año a la cartelera con tanta expectativa, al punto que su promoción de 90 segundos generó un récord de 92 millones de vistas en su primer día online. La cinta tuvo un presupuesto de producción y mercadeo de 300 millones de dólares, que sin duda podrá recuperar y superar con cómodas ganancias.

bella.612(1024x768)
Watson (Hermione Granger en “Harry Potter”) encarna a Bella en la nueva entrega de esta historia de amor.

Ya se convirtió en el filme con la mayor preventa en la historia, superando a “Buscando a Dory” que tenía el récord, según el sitio de ventas en línea Fandango, cuyos analistas proyectan 150 millones de dólares en su primer fin de semana de cartelera.

El film está basado en un cuento tradicional francés de 1740 atribuido a la autora Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve, aunque según la Enciclopedia Británica la historia original pertenece al italiano Gianfrancesco Straparola (1480-1557).

Seis años después de las ocho películas de “Harry Potter” en las que trabajó, Watson, que rechazó el papel que luego le dio a Emma Stone el Óscar por “La La Land”, asume en esta producción de lejos su papel más importante como adulta.

“Se ha contado de muchas maneras diferentes, pero creo que hay algo en la versión de Disney; fue realmente un relato tan inspirador que capturó el corazón de la gente”, afirma Emma Watson.