Chicos
La práctica constante es esencial, pues te ayudará a superar el miedo, conseguir mayor equilibrio y convertirte en un profesional.
La práctica constante es esencial, pues te ayudará a superar el miedo, conseguir mayor equilibrio y convertirte en un profesional.

Skateboarding, una aventura sobre ruedas

Este deporte pone a prueba tus habilidades físicas y hasta de concentración y coordinación

Redacción.

¿Te consideras valiente, ágil, amante de los deportes, o te encantan las emociones fuertes? Entonces estás listo para el skateboarding.

Este deporte pone a prueba tus habilidades físicas y hasta de concentración y coordinación, pues consiste en deslizarte por diferentes tipos de terrenos en una patineta. La fuerza de tu cuerpo es lo que impulsa la tabla por rampas o bowls, es decir, lugares con forma de alberca.

La práctica constante es esencial, pues te ayudará a superar el miedo, conseguir mayor equilibrio y convertirte en un profesional.

¿De dónde salió? Imagina a un skater en el agua, ¿te recuerda algo? ¡Exacto! Al surf. Ese deporte inspiró el skateboarding. Este último nació en California, Estados Unidos, lugar popular para retar las olas. Los surfistas decidieron practicar fuera del agua y así crearon las patinetas: con una tabla y ruedas de patines enloquecieron a la ciudad con nuevas acrobacias.

Comenzaron a practicar con las patinetas dentro de piscinas vacías, que permitían realizar deslizamientos y piruetas similares a los que hacían en el mar. Tras un tiempo, gracias a la televisión, el cine y las revistas especializadas, este deporte se expandió por el mundo entero.

Lo primero que debes hacer antes de practicar este deporte es conseguir un casco de buena calidad. Las rodilleras y coderas, aunque no son tan indispensables, ayudarán a absorber los impactos y evitar rozaduras desagradables.

Hay un código de honor entre skaters. En este deporte existe una regla fundamental: “Nunca te reirás de un skater que está aprendiendo o no sabe hacer algo bien”; para ellos la comunidad skater es como una familia por lo que saben que tienen que apoyarse mutuamente para crecer conjuntamente.