Más noticias

Toyota Auris Hybrid Feel! la referencia de los compactos  

El Auris tiene una apariencia exterior más distinguida y sofisticada

El Auris muestra una apariencia exterior más distinguida y sofisticada.
El Auris muestra una apariencia exterior más distinguida y sofisticada.

Toyota, tras la senda abierta por el atrevido e innovador Prius, está recogiendo frutos con la apertura de un mercado híbrido que domina, junto a Lexus, su marca para la alta gama, y en el que el modelo Auris se ha convertido en la referencia entre los compactos.

La tecnología híbrida combinada Full Hybrid de Toyota se ha consolidado como una opción generalista y gana adeptos de forma creciente, muy significativa, atraídos por las prestaciones y unos atributos, entre otros el de la conducción silenciosa, que convencen cada vez más, alentados, además, por una mala prensa de las motorizaciones diesel.

El Auris muestra una apariencia exterior más distinguida y sofisticada. Esto lo otorga un frontal y una parte trasera más amplia y una mejor altura respecto al suelo, lo que supone un centro de gravedad más bajo.

En la delantera, monta unas molduras cromadas con el emblema de la marca, ahora más prominente; en el borde del capó, las alas superiores se extienden hasta los extremos del vehículo, y las alas inferiores son menos prominentes, bajan hasta la superficie superior del paragolpes delantero y envuelven el borde interior anguloso de los nuevos grupos de faros.

Por debajo de un paragolpes más destacado se ubica una ancha parrilla inferior que se extiende de extremo a extremo del vehículo.

La parrilla tiene una sección central más estrecha, subrayada por un detalle cromado hasta el saliente del borde del capó, y luego se ensancha hacia unos receptáculos más profundos que alojan las luces antiniebla integradas, situadas más hacia los extremos del nuevo diseño.

En cuanto a la silueta, los voladizos son más amplios y también sobresalen la antena de techo en forma de aleta y las llantas de aleación bitono de 17 pulgadas con neumáticos de 225/45 R 17 de la versión en la que se ha realizado la prueba dinámica, el tercer nivel de acabado Feel!, previo al superior de la gama, el Advance.

toyotaa2(1024x768)

Los asientos son tipo Comfort (de tela negra) y regulables en altura para el piloto y el copiloto. Son duros pero al mismo tiempo confortables, por lo que el usuario se sentirá bien acogido en el puesto de conducción.

La postura de conducción es adecuada y, además, tiene un diseño ergonómico que facilita la utilización del cuadro de mandos y de los elementos de infoentretenimiento.

El maletero, con doble fondo, cubica 360 litros y no tiene la boca de carga muy elevada, lo que facilita la introducción de objetos o maletas.

Esta variante híbrida del Auris monta un propulsor de gasolina de cuatro cilindros de 1,8 litros y una potencia de 99 CV que, con el motor eléctrico de 60 kW entrega una potencia conjunta de 136 CV. Está alimentado con una batería de níquel hidruro metálico de 1,3 kWh.

El sistema híbrido del Auris es combinado, es decir, que funciona en serie o en paralelo, de modo que puede hacerlo únicamente en modo eléctrico, sólo con gasolina y combinando ambos modos de tracción.

El sistema se gestiona de forma automática y su clave está en la transmisión, basada en un engranaje planetario que actúa de forma similar a un cambio de variador continuo, sin relaciones de cambio definidas.

El funcionamiento del sistema es suave y silencioso si las demandas de aceleración no son exigentes. Si se necesita aceleración o gas para mantener la velocidad aparece entonces el ruido del sistema planetario, similar al que hace un sistema de variado continuo cuando patina. Realmente molesto, aunque Toyota ha ido depurando y mejorando su sistema acústico a medida que ha evolucionado este sistema de hibridación.

En definitiva, el Auris Hybrid es una buena opción para quien empieza a dudar del diesel y de su futuro. Es una opción perfecta para acometer esta sustitución sin quebrantos económicos, bajo la garantía de la fiabilidad Toyota y un precio ajustado y competitivo.