Más noticias

PAL-V Liberty: El coche volador que llegará en 2019

El primer auto volador en el mercado, hizo su debut en el Salón del Automóvil de Ginebra.

El precio del aparato va de 300.000 a 500.000 euros. Foto: Twitter @Brantsen
El precio del aparato va de 300.000 a 500.000 euros. Foto: Twitter @Brantsen

Ginebra, Suiza.

Es un sueño ilustrado en numerosas ocasiones en el cine y que podría hacerse realidad el año que viene, cuando despegue el primer coche volador privado. Hasta entonces, una empresa holandesa presenta su modelo comercial en el Salón del Automóvil de Ginebra.

El modelo "Liberty", primer auto volador en el mercado, del fabricante holandés Pal-V, comenzará a ser entregado en 2019.

El "Liberty" se vende como pan caliente y actualmente el tiempo de espera es de dos años.

Por su parte, una alianza entre Airbus, Audi e Italdesign presenta en Ginebra un proyecto similar de vehículo volador autónomo, el "Pop.Up Next", que será comercializado en 2025.

Pal-V dice que el proyecto nació de una "frustración".

"Cuando uno viaja en avión despega de un lugar del cual no quiere partir y aterriza en otro que no es el destino", explica Robert Dingemanse, presidente de la empresa.

"El Pal-V es el producto perfecto para la movilidad entre las ciudades. Fuera de las ciudades vuela, en la ciudad rueda", explica.

El vehículo de tres ruedas (dos traseras, una delantera) tiene un rotor desplegable que le permite volar como un helicóptero.

Funciona con un motor a gasolina, tiene autonomía 500 km en el aire y de 1.900 km en carretera y una velocidad máxima de 160 km por hora.

Para despegar, "usted puede utilizar las 10.000 pistas disponibles en Europa y como usted puede rodar eso alcanza", explica el holandés Robert Dingemanse.

Lea también: El Volvo XC40 elegido "Coche del Año en Europa 2018".

"Cada alemán tiene un pequeño aeródromo a 10 ó 20 km de su casa", agrega Robert Dingemanse.

El precio del aparato va de 300.000 a 500.000 euros a lo que hay que sumar entre 10.000 y 20.000 dólares para la formación del piloto, explica Dingemanse.

"Es el precio de un pequeño helicóptero, pero la utilización es más fácil y el mantenimiento menos caro", afirma.