Más noticias

Citroën C3 a un mini C4 Cactus

Conozca las características de este pequeño pero potente auto

El funcionamiento de la caja es muy agradable y los cambios se pueden hacer rápidos.
El funcionamiento de la caja es muy agradable y los cambios se pueden hacer rápidos.

De todos es conocido que el extinto plan de ayudas a la compra de vehículos eficientes PIVE y la crisis ha hecho que los coches de entre cuatro metros sean los más buscados y comprados actualmente.

También pocos dudan de que éste y el siguiente segmento, el de los compactos C, es de los más competidos. La mayoría de los fabricantes ha lanzado nuevas versiones de sus modelos o bien los han actualizado para que sigan liderando las ventas y no retrocedan en la clasificación de los más vendidos.

Otro dato que es importante tener en cuenta es que la moda por los SUV (todocamino) no para de crecer, ni lo hará en el futuro inmediato, por lo que cualquier guiño estético a estos coches se traduce en una mejor aceptación por parte del público.

Citroën, como cualquier fabricante que se precie, no es ajeno a todo lo referido y ha renovado su modelo C3 con acierto.

La versión probada por Efe es con la motorización gasolina PureTech de 110 CV y la caja manual de cinco velocidades, así como con el acabado más alto de gama, el Shine.

El funcionamiento de la caja es muy agradable y los cambios se pueden hacer rápidos por el escalonamiento que se le ha dado, lo que facilita sacarle el máximo rendimiento al propulsor.

A pesar de lo dicho hay que aclarar que no es un GTI, por lo que tampoco hay que esperar respuestas que dejen al pasaje con la espalda pegada a los asientos.

jm-autos2-271216(1024x768)

Los algo menos de cuatro metros de largo que mide le hacen un candidato ideal para transitar por ciudad, donde será fácil encontrarle un aparcamiento.

En las vías rápidas también se encuentra a gusto y los 110 CV le facilitan alcanzar con celeridad cruceros de 120 km/h. En las aceleraciones fuertes es donde se nota más su carácter tres cilindros, ya que la rumorosidad aumenta, pero una vez que se deja de pisar el pedal todo vuelve a la normalidad.

En zonas reviradas sale a relucir un comportamiento noble que transmite confianza al conductor a la hora de enlazar las curvas. Para una conducción dinámica una dirección algo más rápida le haría ganar más puntos.

Una vez visto el comportamiento dinámico del nuevo C3 es hora de centrarse en la renovación estética, tanto interior como exterior, que presenta el modelo.

Lo que más llama la atención es el cambio exterior que ha recibido. El C3 ha dejado atrás las líneas de monovolumen pequeño que caracterizaban a la generación anterior. Ahora es más un todocamino que un monovolumen.

Un parabrisas muy inclinado hacia atrás y una línea de techo descendente también le dan un aire a coupé.

jm-autos3-271216(1024x768)


Para darle un toque más desenfadado Citrën ofrece una pintura bitono (en la que el techo va acabado en otro color diferente al de la carrocería).

El color del techo (hay tres distintos) se repite en las carcasas de los retrovisores, en las molduras de los antiniebla delanteros y en el inicio de los Airbump.

La horizontalidad en las líneas es notable y con ello se consigue un salpicadero limpio de botones y donde todo es accesible desde el puesto del conductor.

La amplia pantalla (de siete pulgadas) situada en el centro del salpicadero aporta el toque tecnológico a este coche, que puede equiparse con una cámara para grabar y subir a las redes sociales los momentos que elijan los ocupantes.

En caso de accidente, la cámara memoriza automáticamente los 30 segundos previos al siniestro y los 60 segundos posteriores, asegura Citröen.