¿Cáncer en la familia? La prevención es clave

Expertos detallan los pasos a seguir en caso de que existan los cáncer más comunes como el de mama, próstata y colon

Tener un familiar directo que padece cáncer hace que aumenten las posibilidades de los descendientes de sufrirlo, de ahí la importancia de la prevención, que es la principal herramienta para detectar a tiempo el cáncer de mama, próstata y colon, los más comunes.

"Cuando la mujer tiene historia familiar de cáncer de mama, hay tres veces más probabilidades de padecerlo y se recomienda hacer el estudio 10 años antes de que la mamá o hermana lo padecieron; si fue a los 40, empezar a realizarse desde los 30 una ecografía de la mama una vez al año y, a partir de los 40, incluir la mamografía", explica José Luis González Vega, oncólogo.

En el caso del sexo masculino, lo más probable es que un papá de 70 años o más va a padecer cáncer de próstata y se pide a los familiares directos el examen de antígeno prostático para descartar la enfermedad
Por su parte, Sonia Flores Moreno, cirujana oncóloga con especialidad en glándula mamaria, explica que cuando en la familia existen antecedentes de este cáncer, primero se tiene que definir si es de primera línea como madre, hermana o hija, lo cual las ubica como pacientes de alto riesgo con una probabilidad 2 a 3 veces mayor de desarrollarlo en comparación con el resto de la población.

"No es para alarmarse, estamos hablando de que si en la población en general, de un 8 a 12 por ciento va presentar un cáncer de mama esporádico, cuando existe el antecedente de un familiar directo sube a un 25 por ciento.

"Para diagnosticar que es hereditario se realizan estudios genéticos para buscar ciertas características; por lo general se presenta antes de los 40 años y aparece de forma bilateral (en las dos glándulas mamarias).
Además hay mutaciones en los genes más conocidos para cáncer de mama, que también se asocian con otros tipos de cáncer, como el de ovario y colon en síndromes de cáncer familiar, explica Flores Moreno.

El cáncer de mama familiar, es cuando más de dos lo padecen, por ejemplo, si la mamá y una hermana de ésta lo tuvieron casi a la misma edad, las hijas de ambas tienen más probabilidades.

"Si tenemos un familiar con cáncer de mama menor de 40 años o bilateral o más de dos familiares con cáncer de mama, hay que checar con el oncólogo si es necesario que toda la familia sea revisada por un genetista, para determinar si es cáncer hereditario o familiar.

"Por otro lado, si el cáncer de mama es en un familiar del sexo masculino, entonces también es muy probable la predisposición a padecer cáncer de mama hereditario", señala la cirujana oncóloga.

González Vega agrega que si en la familia hay alguien con cáncer de colon se debe realizar la colonoscopia una vez cada 10 años; si se presentó a los 50, los hiijos deben empezar a los 40 y, aunque es difícil de realizar porque implica ver a través de un aparato en el interior del intestino, además de ser costoso, resulta la única manera de encontrarlo a tiempo.

Algunas señales para detectar este tipo de cáncer son cambios en los hábitos intestinales al momento de evacuar. También es importante la prevención si existen pólipos familiares, esto es, que si uno de la familia los padece, lo más seguro es que todos sus integrantes corran el mismo riesgo de tener esas pequeñas tumoraciones benignas en el colon que, si no se atienden a tiempo, pueden convertirse en cáncer, explica.
"El cáncer de ovario, próstata, endometrio y colon también son hereditarios", señala Flores Moreno.

González Vega recomienda no asustarse al escuchar la palabra cáncer, porque si se descubre en una etapa temprana, el especialista buscará la mejor intención curativa, que generalmente es la cirugía.

Factores que influyen
La edad es lo primero que se debe tomar en cuenta al existir un cáncer de mama en la familia.
"No es lo mismo tener 20 años a 50 ó 60; la edad va aumentando el riesgo", señala Sonia Flores Moreno, cirujana oncóloga. "Si existe cáncer de mama en la familia, desde muy joven se debe acudir con un especialista para una revisión periódica cada seis meses, y a los 30 ó 35 empezar con las mamografías de acuerdo a la recomendación del experto".

Es importante considerar otros factores, porque al existir el antecedente familiar, y además la biopsia reporta una enfermedad benigna llamada hiperplasia ductual atípica de la glándula mamaria, el riesgo no va a ser de 2 y 3 por ciento, sino de 11 ó 18.

"Son probabilidades que se van sumando", agrega la especialista, "porque también influye tener más de 30 años y no ser mamá, o nunca haber lactado o haber menstruado antes de los 12 años; son factores que no se pueden controlar, pero hay otros que sí y que también incrementan el riesgo, como la obesidad, la dieta alta en grasas y el sedentarismo.

"Comemos muchos carbohidratos y hacemos poco ejercicio; el alcohol también influye y esto causa mayor riesgo en el cáncer de colon y mama", agrega Flores Moreno. "El de próstata se ha asociado más con el consumo de carne de origen animal y las grasas, y en este caso se recomienda comer más fibra y antioxidantes para prevenirlo".

Toma nota
· Realizar el estudio genético cuando existe la alta sospecha de cáncer de mama hereditario.
· Para detectar el cáncer de colon se recomienda una colonoscopia; para el de próstata, el antígeno prostático, y en el de ovario se realiza el marcador tumoral CA-125.
· Dieta rica en frutas, verduras, fibra, legumbres y baja en grasa.
· Ejercicio y mantenerse en un peso ideal.