Remedios caseros para eliminar los poros abiertos

La clara de huevo, la miel de abeja e incluso el hielo son utilizados para los casos no tan graves

Si has intentado de todo para disminuir la apariencia de los poros abiertos y nada de esto te ha dado resultado, no te agobies, aquí te presentamos cuatro remedios caseros muy efectivos.

Clara de huevo: ayuda a contraer los poros abiertos, al mismo tiempo que saca el exceso de grasa en la piel. Bate la clara hasta crear una especie de espuma y posteriormente colócala sobre el rostro, deja actuar por 20 minutos y luego lava con agua tibia.

Cubos de hielo: coloca un pedazo de hielo sobre un pañuelo y frótalo sobre tu piel. Esto reducirá el tamaño de los poros abiertos, al igual que disminuirá la producción de sebo.

Yogur natural: aplica el yogur sobre los poros abiertos y déjalo ahí por 20 minutos. Posteriormente lava tu cara con agua tibia. Repite este tratamiento dos veces por semana.

Miel de abeja: la miel no solo disminuye los poros abiertos, sino también controla los brotes de acné. Coloca una ligera capa de miel sobre tu cara, previamente lavada, y deja actuar por media hora, luego retira el contenido con abundante agua.

Jugo de limón: coloca el jugo de limón sobre la cara y deja actuar por 25 minutos, luego lava con mucha agua y verás cómo se reducen los poros abiertos. Debes tener cuidado si presentas brotes de acné, ya que aplicar el jugo de limón sobre el cutis podría causar algún tipo de ardor. Busca siempre ayuda médica profesional si tu caso es grave.