A mejorar la relación con tus hermanos  

Puede que exista tanta confianza que se haya forjado una amistad, pero no es obligatorio.

La relación entre hermanos es más compleja de lo que parece a simple vista. Puede que entre dos hermanos exista tanta confianza y tan buena relación que se haya forjado una amistad de fondo. Puede que a tu hermano no le cuentes tus secretos sentimentales y te sientas más cómodo hablando de esos temas con otra persona. Ser un buen hermano es algo mucho más profundo:

1. Dos hermanos forman parte de una misma familia, pero pueden ser completamente diferentes en ideas, valores y formas de pensar. Por tanto, asume esta realidad y acepta a la otra persona como es.

2. Por la convivencia, lo conoces muy bien. Utiliza este conocimiento en positivo: evita tocar ciertos temas de conversación con tu hermano cuando sabes que siempre terminan en conflicto. En cambio, potencia esos planes en común que los unen más.

3. El día del cumpleaños de tu hermano no pierdas la buena costumbre de comprarle un regalo especial. Piensa en sus gustos para hacer una buena compra.

4. Ten en cuenta que los padres quieren a sus hijos por igual, por tanto, no metas a tus padres de por medio en los conflictos con tu hermano esperando que ellos se posicionen de lado de uno o de otro. No eres una niña, por tanto, recuerda que como adulta puedes tomar tus propias decisiones.

5. Valora el poder de las raíces familiares porque dos hermanos han compartido una infancia común: recuerdos con los abuelos, juegos en el parque y travesuras. No rechaces todo aquello que forma parte de tu esencia.

6. Existen planes recomendados para compartir con un hermano: Por ir al cine, organizar una tarde de compras, hacer una excursión, ir a la piscina. Cuida de tu familia y disfruta de tus hermanos.