Ideas para hacer un buen calendario financiero

Sácale jugo a tus habilidades ahorradoras y perfila un plan familiar para todo el año

Si este 2017 te propusiste sanear tus finanzas, evitar problemas económicos en el transcurso del año y que tu dinero te sirva para cumplir tus metas, entonces sácale provecho a tus habilidades ahorrativas y organiza un plan familiar.

Para planear tus gastos y mejorar tus hábitos financieros, te sugerimos empezar con un presupuesto para conocer tu capacidad de pago y eliminar deudas.

Primero, identifica tus ingresos, luego registra los gastos que realices, esto te ayudará a conocer en qué y cuánto gastas, también puede ayudarte a eliminar aquellos gastos innecesarios. Una vez que conozcas tu presupuesto, puedes empezar a perfilar tu plan de ahorro familiar.

co-hogarmicro-170217(800x600)
Planifica y ahorra con tiempo para tus vacaciones y eventos especiales



Calendario sugerido

Febrero: Define el monto que destinarás para los festejos o citas propias de este mes con los amigos y ajústate a él, evita dar el “tarjetazo” o las compras a meses sin intereses, que pueden comprometer tu capacidad de liquidez.

Marzo y Abril: Si entre tus propósitos está salir de vacaciones, define con anticipación el sitio al que deseas viajar y planea desde ahora cuánto deberás ahorrar para vacacionar sin riesgo de regresar en bancarrota.

Mayo y Junio: El día de la madre satura prácticamente todos los restaurantes y centros comerciales del país, además de que dispara los precios. Planifica tu regalo y dedícales tiempo de calidad durante todo el año a mamá.

Septiembre y Octubre: Una opción para que tu cartera no “dé el grito” de auxilio, es contemplar la posibilidad de compartir los gastos del viaje con tus familiares y amigos para viajar durante el feriado de Octubre, por ejemplo.

Noviembre y Diciembre: No compres artículos que no necesitas. Guarda la tarjeta de crédito, recuerda que el plástico no es una extensión de tu salario. No gastes sin control tu aguinaldo, destina una parte a tu ahorro.

Catorceavo y aguinaldo:

Son ideales para que se los dediques a un “guardadito”. Contar con un ahorro es necesario, ya que te ayuda a prever o invertir en un negocio o adquirir otro tipo de bienes.