'Yo, francamente no apostaría por su relación y no por el parentesco sino por la cercanía que les ha impedido relacionarse con otras personas', opina la Doctora Corazón.
'Yo, francamente no apostaría por su relación y no por el parentesco sino por la cercanía que les ha impedido relacionarse con otras personas', opina la Doctora Corazón.

Primos se enamoran y ahora quieren casarse

Han mantenido su relación oculta pero quieren pasar al siguiente nivel pero temen la reacción de sus familias

Doctora Corazón te escribo para que me des un consejo. Tengo 25 años y desde hace 5 tengo una relación con una prima de 23 años. Cuando éramos adolescentes era una tontería, pero la verdad ahora la cosa va más en serio. De unos años para acá nosotros queremos formalizar la relación, porque ya nos cansamos de que todo sea por debajo del agua.

Creemos que nos merecemos algo lindo, y es que nosotros ya queremos casarnos y tener un bebé. Yo sé que la amo y ella a mí, lo que nos preocupa, obviamente, es nuestra familia, no queremos que se interpongan porque nosotros
somos primos de sangre.

Te pedimos tu consejo acerca de qué nos recomiendas hacer, lo que queremos o hacerle caso a la familia. ¿Tú crees que esta relación es algo enfermo por ser familia? Saludos.
Rodo, 25 años,



Querido Rodo, tu relación no es algo enfermo sólo es algo muy limitado. Ni tú ni tu prima se han brindado la oportunidad de conocer personas fuera del seno de su familia. Llevan 5 años de una relación bajo la mesa, pero casarse y tener hijitos no va a garantizarles amor eterno, sólo son primos para siempre.

Creo que cada uno debería darse la oportunidad de conocer a alguien fuera de la familia, especialmente porque empezaron a hacerse ojitos en la adolescencia cuando se idealiza a la persona sujeto del enamoramiento, con el agravante de que ustedes se caían bien sólo por el hecho de ser primos.

Yo, francamente no apostaría por su relación y no por el parentesco sino por la cercanía que les ha impedido relacionarse con otras personas. Da lo mismo si sus papás ponen trabas, ya que la principal traba son ustedes mismos que no han conocido a alguien fuera del seno familiar y podría pasarles que conozcan a alguien cuando se hayan casado y tenido al hijo o a los hijos, ¿y entonces?

Te garantizo que cuesta el mismo trabajo enamorarse de un familiar que de una persona ajena a la familia, sólo que cuando la relación no jala entre familiares, no existe manera de quitarse el parentesco y todo el rollo relacionado con las respectivas familias.