'Recuérdenle que es una invitada en su casa', le aconseja la Doctora Corazón. (Foto dramatizada)
'Recuérdenle que es una invitada en su casa', le aconseja la Doctora Corazón. (Foto dramatizada)

No soporta a su suegra latosa

La señora es muy metiche y ni en casa de su otro hijo la quieren

Doctora Corazón. Estoy teniendo problemas con mi esposa porque se le ocurrió que su mamá podría vivir con nosotros.

De primero, yo accedí porque la señora está sola y su otro hijo la corrió de su casa porque su mujer ya no la aguantaba.

La señora, aunque nos ayuda a cuidar a nuestros dos hijos, es muy entrometida en cómo los educamos y en la relación entre mi esposa y yo.

Quiero que mi suegra se vaya de la casa, pero también siento feo porque nadie la quiere por su carácter y no tiene a dónde ir.

Pero tampoco quiero que nos cause problemas. ¿Qué me aconsejas? Tomás, 36 años

Respuesta
¡Hola!, mi querido querido Tomás, pues tienes que hablar con la señora para decirle lo que estás diciéndome a mí.

Que le agradecen que ayude a cuidar a los cipotes, pero que la educación es cosa tuya y de la mamá y que apreciarían mucho que no les diga cómo vivir. También recuérdenle que es una invitada en su casa.

Si ella no adopta la prudencia necesaria que debe tenerse cuando se está en casa ajena, ustedes tienen que hacer que vea que ella es una invitada, aunque sea la madre de tu esposa.

Aunque sea un miembro de la familia, debe asumir que sólo es parte de la familia, no la responsable de ella.