Exgordito resentido con todas las mujeres

Fue gordo y sufrió burlas y desprecios, ahora que adelgazó desconfía de todos

Hola, Doctora Corazón. En 2009, tenía 18 años y pesaba 140 kilos, era talla 46 de pantalón, con colesterol y triglicéridos hasta los cielos; era muy romántico y me gustaban muchas chavas, pero nadie me prestaba atención, todas me lastimaron, fui rechazado, por lo cual caí en una profunda depresión.

Con ayuda médica, y demasiado ejercicio me quité toda la grasa de encima y hoy tengo 26 años, peso 85 kilos y soy talla 32-34 de pantalón. También pasé a tener un carácter rebelde, prepotente y altanero, ahora soy el que las rechazo por arrastradas. Lo que todavía no acabo de entender es ¿por qué será que después de tantos años todos me voltean a ver?

Hasta las estúpidas que en algún tiempo me rechazaron. ¡Ay Doctora! hay veces que chavas y gais me chiflan en la calle, se me quedan viendo con miradas muy lujuriosas. Además, juré que nunca me volvería a enamorar de nadie y llevo toda una vida sin pareja. Virginio, 26 años

Respuesta
¡Hola!, querido Virginio. ¿Y para qué bajaste de peso? En general, la grasa extra es una forma de protegerse del mundo. Ahí se esconden inseguridades, tristezas, enojo, desesperanza, en fin, muchas emociones que no se sabe enfrentar o identificar.

Ahora eres delgado, ¿para qué o para quién? Porque está visto que no adelgazaste para sentirte bien contigo. Sigues enojado con el mundo y eso no es nada saludable. Y también ese decreto que te has organizado de no volver a enamorarte, ¿poooor? El amor es muy lindo cuando uno se da chance de vivirlo, de experimentarlo, de respirarlo, de sentirlo.

Mi recomendación es que busques terapia para que logres integrar una figura que te gusta con una actitud que te haga sentir bien. Date cuenta que estás enojado hasta contigo mismo, y realmente necesitas reconciliarte contigo si quieres una vida feliz.