Controla el consumo de carbohidratos y refrescos.
Controla el consumo de carbohidratos y refrescos.

10 trucos para no “romper” la báscula después de las fiestas

Mantener el peso nunca fue tan fácil en Navidad

Con las celebraciones de fin de año también llegan los excesos tanto en comida como en bebida, generando que en enero mucha gente se sienta culpable o triste por subir mucho de peso. Para evitar esta situación, la doctora Marimar Guerra, nos brinda sus tips.

1. Es Navidad, no el fin del mundo. Con esto quiero decir, que no por que ya arrancó el maratón Guadalupe-Reyes debes comer todo lo que encuentres sin medir las consecuencias. Lo lógico es que disfrutemos de la vida y eso está relacionado con respetar nuestro cuerpo. Come siempre con conciencia... recuerda que la señal de saciedad tarda casi 20 minutos en llegar al cerebro. o sea come despacio.

2. Elige tus batallas. No porque estemos en fechas decembrinas las cinco comidas deben de ser grades festines sólo por convivir, así que no caigas en el comer por comer. Analiza si vale la pena y recuerda el viejo refrán ... “Un momento en tu boca, toda la vida en tu lonja”.

3. Paga de inmediato. Una buena manera de mantener el equilibrio y no subir en estas fechas es el famoso 80-20. Esto quiere decir que, el 80% del día pórtate bien, ve al gimnasio o mínimo camina, incluye fibra en tu dieta, toma suficiente agua y evita la comida con mucha carga calórica, y así -sólo así- podrás pecar el 20% restante. Si no lo cumples, al día siguiente no tienes derecho a esta ecuación. Funciona.

4. Un bolillo antes de llegar a la reunión. Éste es un mega tip, si llegas comido a la reunión o mínimo con una generosa colación sana, comerás sin ganas y no te acabarás las botanas... La clave radica en no asistir a la fiesta con hambre para que así puedas controlar tu ingesta de alimento. Elige adecuadamente lo que quieres degustar y las cantidades.

5. Por cada copa de alcohol una de agua. Ésta es una regla típica y no es otra cosa que ayudarle a tu cuerpo a metabolizar el alcohol, a no engordar y además, evita que te portes mal en tu anhelada posada.

6. No a los refrescos. Evítalos, tienen mucha azúcar por lo que sólo engordan y no te proporcionan ningún nutriente, así que no valen la pena. Y ojo, esto aplica también para los dietéticos. No te dejes engañar por la publicidad falsa... todos engordan.

7. Controla los carbohidratos. Me refiero a que si sabes que en la cena va a haber pasta y las deliciosas papas que hace la tía, no te comas los huevos con tortilla en el desayuno. Evita lo más posible comerlos y enfócate a las ensaladas y alimentos sanos cuando haya opción.

8. ‘No eches la sal’. Trata de no agregar este condimento a los alimentos sin antes probarlos, recuerda que el sodio retiene el agua y además te provoca hinchazón. Por favor aléjate de los saleros como si fuera el diablo.

9. No abandones el ejercicio. Si no puedes acudir al gym y realizar tu rutina, trata de caminar lo más posible, ya sea en las mañanas o aún dentro del centro comercial si andas de compras. Recuerda que tienes que mantenerte activo si no quieres que la lonjita comience a aparecer.

10. Imponte metas reales. No te pongas a dieta ni reglas muy estrictas que sabes no vas a cumplir. Trata de disfrutar de este período, comer de manera moderada y no exagerar por ningún motivo. Recuerda que debes de estar alegre y no estar sufriendo malestares ni remordimientos.