Más noticias

Publicidad visual contamina San Pedro Sula

Hay 16 empresas que deben L15 millones a la alcaldía y otras ni siquiera tienen permiso.

La alcaldía sampedrana trabajó en un inventario de los rótulos publicitarios.

San Pedro Sula, Honduras

Con la modernización bajo la modalidad de la administración delegada, la Municipalidad quiere poner fin a la contaminación visual en avenidas, calles y bulevares de la ciudad.

Las denuncias por la falta de visibilidad en algunas calles debido a “mupis” o soportes publicitarios mal colocados o que le quitan el derecho al peatón son constantes.

Además, los sampedranos se quejan por la cantidad de rótulos que dañan el ornato al causar un desorden visual en las zonas más concurridas de San Pedro Sula.

Lea: Río Chamelecón también contaminado

En la actualidad, hay 36 empresas de publicidad registradas, cinco ya no existen y 31 operan actualmente.

De ese total de compañías, 16 de ellas están en mora y adeudan a la Municipalidad unos L14.4 millones.

Otras siete compañías han logrado hacer arreglos de pago y ocho ya se han puesto al día y pagaron a las arcas municipales L2.5 millones que debían.

Uno de los grandes problemas es que algunas de estas empresas se han dedicado a impugnar los planes de arbitrios que año con año se aprueban y de esa forma evitan pagar los impuestos, dicen los encargados en la alcaldía. No obstante, en los próximos días entrará en funcionamiento la tercerización de servicios en las unidades de Contribución por mejoras, Permisos de construcción, Catastro y Mobiliario urbano.

Esas cuatro dependencias de la alcaldía son las que recaudan más ingresos, dijo Claudio Rojas, gerente de Finanzas, por lo que al finalizar ese proceso esperan captar por todo, incluida publicidad en vallas, unos L500 millones anuales, que significarían un incremento del 100% en la recaudación de gravámenes o tributos.

El alcalde Armando Calidonio dice que las compañías de publicidad deben pagar lo correcto y que la publicidad debe estar en los espacios adecuados para que haya una imagen de orden.

“Debemos dar espacios para que las compañías se puedan anunciar correctamente y den un buen aspecto a la ciudad como ocurre en otras ciudades del mundo”.

La compañía a la que se le adjudique la licitación debe trabajar en el ornato de la ciudad, indica Calidonio.

El jefe edilicio señala que mobiliario urbano no solo es publicidad, sino que están las paradas de buses, y que todo esto debe tener uniformidad.

“Hay empresas de publicidad que se han dedicado solo a impugnar el plan de arbitrios y eso ya se acabó. Hoy la compañía que no tenga permiso no podrá operar”, advirtió.

Calidonio aseguró que otro problema es que colocan las vallas publicitarias donde afectan el tráfico, porque obligan al conductor a salir de la bocacalle y esto causa accidentes. Declaró que estos cambios “se tendrán que hacer dentro de un proceso de ordenamiento, y lógicamente hay resistencia, pero se está haciendo lo correcto”.

Dijo que de nada les sirve a las empresas anunciarse si hay contaminación visual y no se ve su marca. “La transformación de la ciudad va en distintos aspectos y empezaremos a trabajar con este de la contaminación visual”.

Indicó que una vez entre en funcionamiento la administración delegada, ninguna empresa podrá suscribir ningún contrato con las compañías publicitarias que no tengan permiso de operación, porque de lo contrario los rótulos serán retirados. El alcalde pidió a las empresas cuidar la ciudad y saber con quién se publicitan.