Más noticias

Furgones llevan dos semanas varados en Nicaragua

El comercio de Centroamérica y México está en jaque por las trabas en aduanas terrestres.

Diferentes sectores de ese país van a paro pacífico de 24 horas.
Diferentes sectores de ese país van a paro pacífico de 24 horas.

San Pedro Sula, Honduras.

El paro nacional de hoy en Nicaragua es una medida extrema de empresarios, estudiantes y organizaciones civiles de terminar la crisis sociopolítica que atraviesa el vecino país desde el 18 de abril.

Sectores como comercio, turismo y transporte han sido los más afectados en todo el istmo, con pérdidas valoradas en $700 millones.

Transportistas hondureños aseguran que algunos compañeros llevan entre 9 y 14 días varados en las fronteras de Nicaragua y que no han podido enviarles dinero para comprar alimentos.

“Lo más preocupante para nosotros es que no hay nada de banca y catorce días allá no es fácil”, dijo el transportista Carlos Eufragio.

En Las Manos, los camioneros apenas avanzaron un kilómetro, cuando encapuchados los obligaron a dejar cruzados sus vehículos.

Los contenedores detenidos llevan mercadería de todo tipo, como maní nicaragüense, productos textiles y cárnicos.

“La situación en Nicaragua entorpece el comercio con Honduras, Costa Rica y Panamá. Tengo información de por lo menos 10,000 contenedores varados en ambas fronteras, y eso afecta el comercio regional”, dijo Juan Carlos Sikaffy, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), al tiempo de exhortar a todos los sectores de ese país a la reconciliación y diálogo.

En esa misma línea, la Federación de Cámaras de Comercio del Istmo Centroamericano (Fecamco) emitió ayer un comunicado en que reiteraba su solidaridad con las familias de las víctimas en la lucha cívica de Nicaragua.

Además, dan su respaldo por el paro nacional pacífico de 24 horas para este día.

La gremial calificó esta acción como “un mensaje claro y contundente sobre la necesidad de un urgente cambio político en nuestro hermano país... Somos conscientes de los tremendos efectos económicos que trae consigo un paro nacional”, advirtieron.

Pese a ello, respaldan “esta dura decisión” de empresarios nicaragüenses como una alternativa extrema que podría poner freno a la grave situación que atraviesan.

“Misma que también ha tenido profundas repercusiones en el ámbito del comercio intrarregional”, indicaron, al tiempo de abogar para que ese país retome la senda de la paz y el desarrollo.

El empresario Jorge Abudoj comentó que en el caso de su compañía, que exporta el 55% de su producción, desde hace unos días tienen diez contenedores varados en Chinandega, departamento fronterizo por el sector de Guasaule, y por el lado de Las Manos tiene otros cuatro atrapados en Estelí.

“Si queremos ir a Panamá no pasan los furgones, entonces todo está como quien dice paralizado”, expresó.

Centroamérica

La Cancillería de Honduras expresará su preocupación ante la Secretaría de Integración Económica Centroamericana y el Consejo de Ministros de Integración Económica.

“Entendemos la preocupación de los empresarios hondureños, pero también recordemos que es un tema que hay que ver con oportunidades para que los empresarios puedan exportar a otros mercados”, aseguró Arnaldo Castillo, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE).

Para Rafael Medina, director de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (CCIT), la sugerencia de Castillo no es viable a corto plazo y el mercado centroamericano es prioridad.

El Gobierno de Panamá pidió la suspensión de los envíos de mercancía y otros bienes por la vía terrestre a Nicaragua, donde hay más de un centenar de camioneros panameños varados a raíz de la crisis política en esa nación, que ha dejado al menos 146 muertos desde abril pasado.

“El Gobierno hace un llamado para que se suspendan nuevos envíos terrestres a Nicaragua mientras se mantenga esta situación”, indicó la Cancillería panameña.

Para los transportistas hondureños es urgente que las autoridades del Gobierno del país expresen de forma oficial su posición con la decena de conductores varados.